Prueba: Chaqueta Furygan Bronco 3en1


La chaqueta Furygan Bronco reedita con éxito el concepto «3 en 1», especialmente pensado para quienes utilizan su vehículo de dos ruedas durante todo el año y, por lo tanto, bajo cualquier condición meteorológica. De este modo, satisface (casi) todas las necesidades en materia de protección, tanto para un uso cotidiano como en viajes de largo recorrido.

Preámbulo…

Antes de entrar en materia, creo que convendría aclarar en qué consiste el concepto 3 en 1. Sobre todo refiriéndonos a una chaqueta para moto. ¡Aunque aquí tendríamos que hablar más bien de 4 en 1! 3 es el número de elementos que componen esta chaqueta Furygan:

  • la chaqueta propiamente dicha,
  • el forro impermeable,
  • y el forro térmico.

Estos 3 elementos nos ofrecen 4 combinaciones posibles:

  • la chaqueta sola, sin ningún forro, muy bien para conducir cuando hace calor y no existen riesgos de precipitaciones,
  • chaqueta + forro térmico, cuando las temperaturas bajan de los 10 °C aproximadamente,
  • chaqueta + forro impermeable, para conducir en periodo de entretiempo y/o bajo la lluvia,
  • o, por último, chaqueta + forro impermeable + forro térmico, perfecta para el invierno, por ejemplo.

Chaqueta Furygan Bronco: preocupación por los detalles

La chaqueta Furygan Bronco 3en1 es un producto de gama media-alta. El fabricante francés Furygan cuenta con una dilatada experiencia en la concepción de materiales específicamente destinados a la práctica del motociclismo. Los acabados generales de esta chaqueta son, efectivamente, irreprochables. Especialmente por la atención dedicada a los pequeños detalles que facilitan la vida cotidiana. Al fin y al cabo, son esos detalles los que suelen marcar la diferencia con respecto a un producto de gama básica.

Seguro que, como a mí, os encantará descubrir que todas las lengüetas de cierre (puños, cintura, caderas…) sean velcros grandes y sólidos. Son muy fáciles de ajustar y están provistos de una terminación de caucho que permite agarrarlos sin dificultad. ¡Incluso con los guantes puestos! Seguro que también os gusta el trabajo realizado en el cuello de esta chaqueta. Gracias a su juego de materiales, ofrece una comodidad excelente al tiempo que evita la entrada de aire y de agua. Y, ya que hablamos del cuello, fijaos en el increíble detalle del minigancho de plástico, en el lado izquierdo. Permite fijar la solapa del cuello plegada mediante una presilla, a fin de que el cuello no moleste cuando la chaqueta esté abierta.

Cuando a uno le gusta conducir en todo momento, también le gusta conducir de noche. Un punto positivo de la chaqueta Furygan Bronco es que está provista de pequeñas inserciones retrorreflectantes, repartidas por el torso, los brazos y la parte alta de la espalda… pero de manera discreta, para que aquello no parezca un cartel publicitario o un rótulo luminoso.

La fiesta del bolsillo

Los dos grandes bolsillos exteriores también son fácilmente manipulables gracias a los velcros. Además, su solapa garantiza que el contenido viaje seguro. Encontraréis otros dos pequeños bolsillos en la parte trasera. Por desgracia, su cierre de cremallera no está provisto de tiradores, que ayudarían a su uso con guantes. Y, ya que hablamos de bolsillos, no conviene olvidar otro bolsillo exterior en el torso, con cierre también por cremallera. Sin embargo, una vez abierto, no es lo suficientemente ancho como para introducir la mano (talla XL), aunque os quitéis el guante.

En lo que se refiere al exterior, la chaqueta Furygan Bronco posee un gran compartimento en la zona lumbar, como el que solemos ver en las chaquetas de tipo «Aventura». Este práctico bolsillo permite llevar mapas de carreteras, documentos, cosas para picar, una mochila de hidratación… ¡o incluso el forro impermeable, por si llueve! Por último, también tendréis a vuestra disposición un bolsillo interior de gran tamaño para todo aquello que necesite estar a buen recaudo.

¿Y qué pasa con la protección?

Hablemos en primer lugar de la protección contra las posibles caídas. La chaqueta Furygan Bronco incluye protecciones D30 en codos y hombros. Su delgadez y su flexibilidad les permiten cumplir su función sin que resulten incómodas o molestas. Un gran punto a favor.

En cambio, como sucede a menudo, el protector de espalda no viene incluido. Para mí, sigue siendo un misterio que propongan un EPI para motoristas sin una de sus piezas fundamentales, como es la protección de la espalda. Al menos, hay una ubicación prevista para tal fin. «Bastará» con comprar una por separado, de la marca Furygan u otra compatible, para tener un conjunto completo que garantice la protección del piloto. Por otra parte, la chaqueta Furygan Bronco está fabricada con un poliéster consistente que transmite confianza. El forro interior contribuirá a limitar las dermoabrasiones en caso de que resbales sobre el duro asfalto de nuestras carreteras.

Protección… contra el frío y contra la lluvia

Porque la protección también engloba aspectos térmicos y de impermeabilidad. Como explicaba antes, existen para ello dos forros desmontables.

Gracias al forro impermeable (¡pero también transpirable!), la chaqueta Furygan Bronco os permitirá conducir bajo la lluvia sin poneros como una sopa. Por supuesto, tarde o temprano, el textil de la chaqueta terminará por empaparse. Pero, por dentro, vosotros permaneceréis protegidos de la humedad. El forro térmico entrará en acción probablemente en cuanto la temperatura descienda por debajo de los 10 °C y no os apetezca llevar un jersey grueso o un forro polar por debajo de la chaqueta. El calor adicional que le aporta al conjunto os permitirá conducir tranquilos con temperaturas negativas. Asociando los dos forros, se obtiene la combinación perfecta para el invierno, a menudo tan fresco como húmedo. La ventaja de esta modularidad hace que siga siendo posible quitar uno u otro forro de manera rápida si las condiciones cambian.

Abrigar y proteger de la lluvia está bien, pero si uno elige este tipo de prenda 3 en 1 es precisamente para poder hacer de TODO con ella… ¡Y eso incluye conducir aunque haga calor! Furygan ha pensado en ello y ofrece varias aperturas: una en cada brazo y otra en la parte superior de la espalda. Este sistema, bautizado AFS (Air Flux System), está pensado para favorecer la creación de una corriente de aire dentro de la chaqueta. Sinceramente, en mi BMW 1200 GS Adventure, con una cúpula alta y una protección considerable, apenas he sentido ese flujo de aire anunciado. Los resultados serán sin duda mejores con una roadster o con cualquier tipo de moto no carenada y sin cúpula. Aun así, tengo la impresión de que, si las aperturas de los brazos bajaran hasta los antebrazos, la eficacia del sistema sería mucho mayor…

Comodidad…

A pesar de los forros y de una fabricación en textil de gran resistencia, la chaqueta Furygan Bronco no da la impresión de ser una armadura al llevarla puesta. Al contrario, resulta sorprendentemente flexible. La libertad de movimientos que ofrece es notable, sobre todo al conducir.

Su corte hace que no resulte demasiado ajustada al cuerpo. Sin embargo, las lengüetas de cierre de la cintura y las caderas os permitirán ajustarla a vuestra fisionomía, si lo necesitáis. Personalmente, me gustó su formato moderado en cuanto a la longitud. La parte delantera da una impresión más bien de parka que de chaqueta. Por detrás es mucho más larga y garantiza una buena cobertura de la zona lumbar. De este modo, estaréis más protegidos y no sentiréis en vuestras carnes las típicas corrientes invernales. Por otra parte, este corte largo de la parte trasera permite disponer del famoso bolsillo dorsal, siempre tan práctico.

¡Y estilo!

Sobriedad: es la palabra que mejor define el estilo de esta chaqueta, únicamente disponible en negro. La presencia de la marca resulta además muy discreta (y útil), ya que se limita a las zonas retrorreflectantes. Es muy de agradecer, sobre todo porque hemos visto a Furygan mostrar su logotipo de manera mucho más ostensible en el pasado. Eso sí, era en modelos con vocación mucho más deportiva. No seremos nosotros, pues, quienes nos quejemos de esta decisión. Aquellos que utilicen su moto a diario, estarán encantados.

Ahondando un poco más en los detalles, la chaqueta Furygan Bronco cuenta con varias piezas textiles insertadas en brazos y hombros. Le dan un toque personalizado bastante agradable. Para mi gusto, hubiera preferido unas pinceladas de color rojo mucho más presentes.

Comodidad9
Seguridad8
Impermeabilidad8
Prestaciones térmicas8.5
Acabados9

Mi opinión: Un producto muy versátil

Con su elaboración particularmente cuidada, su excelente versatilidad, gracias a su concepto «3 en 1», y su precio más que correcto, la chaqueta Furygan Bronco me parece una buena elección. Sobre todo para moteros que no quieran arruinarse y a quienes les interese la idea de utilizar una única prenda para conducir todo el año, independientemente de las condiciones meteorológicas. Lo único que podríamos criticar es la ausencia de un protector de espalda incluido y algún que otro detalle de diseño. Pero el conjunto resulta perfectamente homogéneo y está bien dirigido a un público muy concreto. ¡Hacen bien, porque la competencia es muy dura en este segmento!
8.5

Comparte este artículo

facebook-profile-picture

Jean-Marc Chenevier

¿Dos ruedas, un motor y un manillar? ¡Me interesa! Me paso en el sillín más de 300 días al año, miles de kilómetros bajo cualquier condición meteorológica, para ir a buscar el pan o para un road trip. Lo vivo como muchos: ¡con una gran pasión!