Prueba: Botines DXR Nazka


La afición a los zapatos no es algo exclusivamente reservado a las no-moteras. Además, ¿qué mejor que tener varios pares para conducir? De este modo, estaréis listas para cualquier condición meteorológica y cualquier época del año. En esta ocasión, he probado los botines DXR Nazka, un ejemplo perfecto de calzado de entretiempo.

Después de haberos hablado de las zapatillas REV’IT Emerald Ladies, les ha llegado el turno a los botines DXR Nazka. Durante la visita de los redactores a Motoblouz, en abril, ya tuve la ocasión de descubrir su prototipo. Me había gustado bastante, así que acepté encantada probar estos botines.

Me siento como una cazadora

Los DXR Nazka existen en tres colores: negro, marrón y rojo. Decidí probar los marrones, pues ya tengo unas botas TCX Lady Waterproof negras. Una vez en casa, los saqué de la caja y descubrí un bonito color marrón. Os confieso que hubiera preferido un marrón más claro, para que resaltara mejor con mis pantalones oscuros. Aunque, finalmente, tampoco viene nada mal un tono tan polivalente como este.

Los botines Nazka tienen un color muy bonito, pero no es lo único que los hace agradables a la vista. Entre los bonitos detalles que adornan estos botines, cabe destacar el discreto botón dorado DXR, a juego con los ojetes. El logotipo aparece una vez más en la correa trasera de la bota, rematada con una hebilla también dorada. Las sobrecosturas también están muy bien realizadas, especialmente en los refuerzos para el cambio. Las zonas más solicitadas vienen provistas de una doble costura.

La comodidad de unos botines de ciudad

Además de ser visualmente agradables, los DXR Nazka son muy prácticos. Gracias a su cremallera, la introducción del pie resulta muy rápida. Solo tendréis que ajustar los cordones la primera vez que utilicéis los botines. De hecho, son bastante largos, lo cual ofrece un amplio margen de maniobra si, como yo, tenéis unas pantorrillas más bien fuertes. Sí, señoras: estos botines se adaptan bien a todas las morfologías, y una no se siente apretada al subir la cremallera. Además, en la parte de arriba hay un velcro que la protege e impide que el tirador estropee el cuero al caminar.

Sí, he dicho «caminar»: con los Nazka no supone ningún problema. Son igual de cómodos a pie que en moto, gracias a su cuero flor de vaca muy flexible. La sensación es como la de ponerse unas pantuflas. El tallaje es correcto, así que no hará falta elegir una talla por encima, aunque llevéis calcetines gruesos. Al principio, pueden parecer justos, pero se dan de sí bastante rápido.

«Sí, he dicho “caminar”: con los Nazka no supone ningún problema. Son igual de cómodos a pie que en moto, gracias a su cuero flor de vaca muy flexible.»

Una protección de alto nivel para los DXR Nazka

Estos botines son bonitos y cómodos, pero, ¿protegen realmente? La respuesta es sí. Además de sus refuerzos en la punta y el talón, tienen una protección para el maléolo exterior. También protegerán vuestras espinillas gracias a su altura. Motoblouz ha hecho realmente todo lo posible para hacer de los DXR Nazka una joya de protección, realizando incluso ensayos químicos para comprobar su seguridad.

Como estáis viendo, estos botines ofrecen muchas ventajas. La impermeabilidad tampoco parece ser un problema (aunque se recomienda tratar el cuero antes de su uso). La única pega que les pondría a los Nazka es su suela. No me dio la impresión de que fuera 100 % antideslizante. En una ocasión, llevé los botines al día siguiente de una noche lluviosa. El asfalto estaba aún muy húmedo cuando empecé a conducir y, cada vez que paraba, sentía una cierta pérdida de adherencia.

Pero, dejando a un lado el apartado antideslizante, estoy encantada con mis botines. Son bonitos (quedan bien con unos vaqueros azules o una chaqueta del mismo color) y me siento muy protegida cuando las llevo. ¡No puedo sino recomendaros estos DXR Nazka!

Estilo4
Comodidad4.75
Protección4.5
Funcionalidad5
Facilidad de colocación4.75
Impermeabilidad4

Mi opinión: ¡Aptos para caminar y para conducir!

Si buscáis aunar estilo, comodidad y protección, los DXR Nazka os gustarán. No os hará falta cambiar de calcetines cuando queráis caminar: son unos botines perfectamente adaptados para ir a pie y para conducir.
4.45

Comparte este artículo

gplus-profile-picture

Chloé

Chloñe (bloggera #EnjoyTheRide Francia): joven motera de 22 años, obtuve mi carnet de moto en septiembre de 2015. Me paseo por las rutas de le región parisien en mi ER6-N, siempre a la búsqueda de nuevas rutas antes de lanzarme en aventuras un poco más largas. Mientras espero, optimizo mi equipamiento de motera buscando el estilo y la comodidad (¡sin olvidar de mimar a mi Kawa!)