Prueba: Casco Dexter Atome


Las temperaturas ya empiezan a bajar en la mediterránea localidad de Aix-en-Provence: ¡es el momento ideal para probar todas las características del casco Dexter Atome! ¿Demasiado caliente? ¿Demasiado frío? ¿Cuenta con la ventilación suficiente? ¿Mi calva reluciente aguantó el tipo debajo del Dexter? Tras varios centenares de kilómetros sobre el asfalto caliente, os cuento el resultado de esta prueba.

Primeras observaciones: la estética

Es tan discreto que ni siquiera salta a la vista, pero, mirándolo bien, este casco integral produce la misma impresión que George Clooney con una camisa bien tallada: clásico, sobrio y elegante. Me desenvuelvo principalmente en el mundo de la competición y por eso valoro su sencillez. Sus líneas están bien diseñadas, su acabado brillante está muy cuidado y sus ventilaciones se integran bien en el diseño general. ¡Ni siquiera en talla XS produce un efecto «cabezudo»! Y eso es raro en un casco integral.

Otro aspecto positivo en cuanto a la estética: la pantalla tintada viene incluida con el casco. Su tono es lo suficientemente claro como para volver a casa mientras cae la tarde con la pantalla bajada, y lo suficientemente oscuro como para que sea realmente útil con el sol de cara.

Buenas características, pero…

Con las características, me llevé varias sorpresas, algunas buenas y otras malas. Hablemos primero de las malas.

Algo que llama la atención en un mundo dominado por las anillas micrométricas es el sistema de cierre del casco Dexter Atome. Se trata de una anilla doble D a la que me llevó cierto tiempo acostumbrarme. Sin embargo, admito que, después de un poco de práctica, es casi igual de rápida que una anilla micrométrica.

El segundo problema que tuve con el casco surgió a la hora de cambiar de pantalla. Necesité emplear varias decenas de minutos para lograrlo: tenía miedo de romper algo y me fastidió bastante dejar huellas de dedos por todas partes. Bueno, pongamos que tal vez no soy el más habilidoso del mundo… Y, para terminar con los aspectos negativos, no tiene doble visor solar, aunque esto tal vez no sea realmente sorprendente: por ese precio, tampoco hay que pedirle peras al olmo… Como verás más adelante, a pesar de estos detalles, el casco es una gozada

Pasemos ahora a las buenas sorpresas que nos reserva el casco Dexter Atome. Si bien la anilla doble D es más lenta de cerrar que una anilla micrométrica, tiene la ventaja de ser mucho más cómoda, menos ancha (no lleva plástico) y más fácilmente ajustable (práctico para cabezas pequeñas).

El sistema de ventilación se compone de tres partes: una por delante, otra por encima y otra… ¡por detrás! Esto último no suele ser habitual, pero resulta muy práctico, sobre todo con un viento de invierno soplando por detrás. Aparte de eso, la impermeabilidad es correcta, el casco dispone de un sistema de extracción de las carrilleras en caso de accidente, la barbillera y el cubrenariz son desmontables, y…

…¡el Pinlock antivaho viene incluido! ¡Sí, sí, al igual que la pantalla tintada! ¡Eso es lo que yo llamo una excelente sorpresa!

¿Pero es cómodo o no?

Cuidado, porque aquí entramos en el aspecto que más me ha gustado de este casco Dexter Atome. Para empezar, hablemos un poco de mi experiencia con numerosos cascos.

Tengo un contorno de cabeza pequeño a la vez que una frente prominente, por lo que me cuesta horrores encontrar un casco de mi talla que pueda soportar durante bastante tiempo. En general, al cabo de una hora, empiezo a sentir un hormigueo debido a la presión del casco sobre las venas, lo cual no es muy tranquilizador para mi seguridad. Por no hablar de las inevitables marcas que me deja el almohadillado debido a la ausencia de pelo… ¡no veas tú que sexy!

Pero volvamos al casco Dexter Atome. La talla es perfecta para mí (y para mi frente), el almohadillado no aprieta demasiado en las mejillas y es de lo más suave. En resumen, puede llevarlo durante tres horas sin ningún tipo de problema, y eso para mí es toda una novedad. Si añadimos su ligereza, tenemos ante nosotros un casco ideal para trayectos largos. El nivel de insonorización es el habitual. No oí silbidos ni tuve ningún problema en particular con la ventilación. Los ángulos de visión también responden a lo que viene siendo la norma.

Por último, es un casco relativamente abrigado. Tal vez un pelín excesivo para los veranos del Sur, pero perfecto en el resto de estaciones.

Peso9
Ergonomía7
Comodidad interior10
Ventilación8
Silencio8
Acabados7

Mi opinión: ¡Un casco ideal para trayectos largos!

El casco Dexter Atome es un casco integral que ofrece una comodidad excelente para trayectos largos. Su precio es tan bajo que resulta asequible para cualquier bolsillo, con la ventaja de que además incluye una segunda pantalla tintada y un Pinlock antivaho.
8.2

Comparte este artículo

Valkried

Desarrollador web y fotógrafo experto, mi tercera pasión es por supuesto la moto, que practico con una mini CBR 125 de 2008. Conmigo, nada de giros inclinado a 60º ni picos de 200km/h, me gusta más una conducción tranquila, segura y respetando a los demás conductores.