Prueba: Chaqueta para moto DXR LYLY


Una chaqueta de cuero tiene mucho estilo, pero, en verano, no hay quien aguante con ella puesta. Mejor que ir en camiseta, en detrimento de vuestra protección, os recomiendo una chaqueta de verano como la chaqueta DXR LYLY. ¡Arrancamos!

Chaqueta DXR LYLY: Ligera y ventilada

Esta chaquetilla de la marca DXR casi no pesa nada. Está hecha con tejido sintético y malla, 100 % textil. No lleva forro desmontable; simplemente un forro fijo de textil ligero. Pero posee dos grandes bolsillos interiores donde se pueden guardar fácilmente un smartphone y una cartera, así como dos bolsillos exteriores con cremallera, cuyos tiradores podrían haber sido algo más largos. También hay dos tiras de velcro en el extremo de las mangas para poder ajustarlas.

Además de ser ligera, la malla de la chaqueta DXR LYLY está incorporada en la tela, a lo largo de las mangas y en el pecho. Esto garantiza una muy buena ventilación.

Un estilo discreto

El corte de esta chaqueta es un corte clásico, bastante ajustado al cuerpo. Dos cremalleras permiten agrandar el perímetro de la cadera para mayor comodidad. La chaqueta DXR LYLY existe en beige y en negro/rosa. Personalmente, decidí optar por el beige para combinarlo con mis zapatillas REV’IT.

Un detalle que me encantó: ¡el pequeño logotipo DXR, con unas gafas que me recuerdan mucho a las de Luna Lovegood en Harry Potter! (¡¿De ahí también su nombre: LYLY?!).

La chaqueta es muy cómoda y permite una gran movilidad. Las protecciones CE en hombros y codos no entorpecen los movimientos. También hay un bolsillo previsto para el protector de espalda. ¡De hecho, la probé con protector de espalda, y seguía siendo igual de cómoda!

Tened cuidado si soléis llevar pantalones de cintura baja. La chaqueta DXR LYLY no baja hasta las nalgas en posición de conducción, así que podría dejar vuestra zona lumbar al descubierto.

Prueba en zonas urbanas y en carretera

Primero, tuve la ocasión de probar esta chaqueta DXR en zonas urbanas y, posteriormente, en una larga ruta de unos 1000 km.

En ciudad, es una gozada para cualquier motera. Resulta ligera y ayuda a respirar pese al calor del asfalto, los coches y nuestros propios motores. El aire que atraviesa la malla es realmente refrescante.

En carretera, hay que saber adaptarse al tiempo. Durante gran parte de mi viaje, llevaba tan solo una camiseta por debajo de la chaqueta. El sol pegaba bastante fuerte, así que solo sentí algún que otro escalofrío durante el trayecto, especialmente en nuestro pequeño tramo de autopista a 130 km/h. Por suerte, no nos llovió. No había previsto ninguna otra chaqueta, y habría terminado empapada enseguida, ya que la chaqueta DXR LYLY no es impermeable…

Al día siguiente no hizo tan bueno… Me puse un jerseycillo por debajo, y aun así tenía bastante frío. Afortunadamente, mi novio pudo prestarme un chaleco que no utilizaba, y eso fue lo que me salvó. Cuando volvimos a París y nos tocó sortear los típicos atascos, agradecí de nuevo las ventilaciones de esta chaqueta.

En conclusión…

Cuidado si, como yo, elegís el color beige: las manchas enseguida se notan. ¡Los insectos muertos no atraviesan la malla, pero algunos cadáveres terminan manchándola! Si queréis deshaceros de estas manchas, retirad las protecciones y aplicad un spray antimanchas antes de meter la chaqueta en la lavadora.

Para terminar, pienso que se trata de una chaqueta indispensable en verano, principalmente en trayectos urbanos. La chaqueta DXR LYLY es práctica, gracias a sus numerosos bolsillos, y bastante favorecedora. Además, no deja de ser muy ligera pese a ofrecer una buena protección. La relación calidad/precio es, por lo tanto, excelente.

Para paseos más largos, no olvidéis llevar al menos un jersey, o incluso otra chaqueta impermeable si tenéis sitio.

Comodidad9
Comodidad térmica9
Protección8
Corte 9.5
Calidad/Acabados9
Lengüetas de cierre9.5

Mi opinión: ¡Indispensable en verano!

La chaqueta DXR LYLY resulta indispensable para las moteras que conduzcan por zonas urbanas en verano. Tiene un buen corte y es cómoda, práctica y ligera. ¡Otra cualidad más es sin duda su precio!
9.2

Comparte este artículo

gplus-profile-picture

Chloé

Chloñe (bloggera #EnjoyTheRide Francia): joven motera de 22 años, obtuve mi carnet de moto en septiembre de 2015. Me paseo por las rutas de le región parisien en mi ER6-N, siempre a la búsqueda de nuevas rutas antes de lanzarme en aventuras un poco más largas. Mientras espero, optimizo mi equipamiento de motera buscando el estilo y la comodidad (¡sin olvidar de mimar a mi Kawa!)