Prueba: Chaqueta para moto DXR Diva Racer


Hacía tiempo que quería tener una chaqueta de cuero, pero el precio siempre me echaba para atrás. Así que, cuando Motoblouz me propuso probar la chaqueta para moto DXR Diva Racer, la verdad es que me dieron una alegría.

Es cierto que ya tenía una chaqueta. De acuerdo, era de material sintético, no era muy sexy, no olía a ruta 66 y… digamos que tenía algún que otro defecto. ¡Pero era mi chaqueta!

Lógicamente, lo primero que miré en la ficha de producto de esta chaqueta para moto no fue otra cosa sino su precio. «¿239 €? Vaya, así que los de Motoblouz han conseguido sacar una prenda de cuero low cost…», me dije, porque una chaqueta de cuero, normalmente te sale por entre 500 € y 1000 €.

Y quien dice low cost dice servicio mínimo, ¿no? Pues bien, desde que me puse la chaqueta para moto DXR Diva Racer, mi antigua chaqueta no ha dejado de acumular polvo.

Una chaqueta para moto de tipo roadster, pero femenina

Esta chaqueta para moto está disponible en 3 colores: negro con ribeteado rosa, blanco y negro, y negro con ribeteado blanco. Personalmente, no me van mucho los equipamientos para moto rosas con florecitas. Digamos que me irritan. Bastante. ¿Acaso cuando compras un pantalón vaquero te apetece que tenga un poco de rosa para que se vea que es un vaquero «de chica»? El color blanco me parecía precioso, pero poco sufrido. Conduzco principalmente por París y alrededores, y me pregunto al cabo de cuantas semanas habría empezado a tener un tono «gris tubo de escape». Así pues, elegí la negra con ribeteado blanco, que era la más neutra y discreta. Aunque es algo que no pega en absoluto con mi carácter 😀

El corte de la chaqueta es impecable. Seguí los consejos de la ficha de producto y pedí una talla por encima para poder llevar el forro (una 40 en lugar de una 38). Para que os hagáis una idea, mis medidas son 95/75/90 y, de alta, mido 1,75 m. Lo siento si a alguien le escandaliza que diga públicamente mis medidas, pero ese es precisamente el tipo de información que me gustaría tener cuando compro por internet una prenda y hay fotos de una modelo llevándola puesta. Fitizzy es un sistema que también os ayudará a encontrar fácilmente vuestra talla.

En cualquier caso, el resultado fue excelente. La chaqueta es entallada, favorecedora, femenina…

POR FIN tengo mi chaqueta de cuero. Tal vez os parezca una tontería, pero me siento más motera vistiendo de cuero. Hay toda una cultura detrás de la «chupa de cuero». Para mí es sinónimo de carretera, rock’n roll…

En cuanto a su estilo, es marcadamente «motorista». Cuando salgáis a comer con vuestros compañeros de trabajo, está claro que pasará más desapercibida que una voluminosa chaqueta touring, pero digamos que las hay más discretas.

Un poco de flexibilidad en este mundo cruel

En cuanto la tuve en mis manos, me sorprendió lo que pesaba. Pero, una vez puesta, prácticamente ni la sentiréis. Lógicamente, al ser nueva, estaba un poco rígida en los pliegues del codo, pero al cabo de un mes había dado bastante de sí: ahora mismo es como una segunda piel. La chaqueta para moto DXR Diva Racer es corta, pero no demasiado. La zona lumbar no se os quedará al aire. Además, tiene frunces smock en la parte inferior para darle un poco de flexibilidad al inclinarse hacia adelante.

Hay dos puntos importantes con los que suelo tener problemas:

  • El cuello: con la mayoría de chaquetas, no lo cierro hasta arriba porque luego no me siento a gusto. ¡En este caso, sí!
  • La longitud de las mangas: ¡Aleluya, las mangas son largas! «Largas» quiere decir que no suben hasta mitad de brazo cuando me inclino hacia adelante para atrapar los puños de manillar. «Largas» quiere decir que, aunque mis guantes no tengan puños de 20 cm de largo, no paso frío. ¡Odio las corrientes de aire >_<! Aquí, todo es perfecto. Además, las mangas tienen una cremallera y un broche de presión para que los guantes sean más fáciles de poner.

Y, ¿en caso de caída?

La resistencia del cuero a la abrasión no necesita demostración: sigue siendo el mejor material posible en este sentido. A diferencia de los materiales sintéticos, se raspa en caso de caída (a una velocidad moderada), pero no se desgarra. Esto quiere decir que, aunque tengas un pequeño percance, no necesitarás cambiarla.

La chaqueta para moto DXR Diva Racer tiene protecciones integradas en los codos y los hombros. Son flexibles, pero tan solo de nivel 1, lo cual es realmente una pena.

Un aspecto negativo desde mi punto de vista: la chaqueta viene sin placa dorsal. Por supuesto, hay un bolsillo previsto para ello, como suele ser habitual, pero, al tener cada marca un formato de placa dorsal propio, solo podrás poner la de DXR. Para mí, esta última tiene un gran defecto: su tamaño. Comparada con la de Furygan, por ejemplo, no sube lo suficiente hacia la nuca y no baja lo suficiente en la zona lumbar.

Personalmente, cada vez que tengo que hacer un desplazamiento que implique circular por autopistas, autovías, circunvalaciones… me pongo un chaleco airbag. Para los trayectos de casa al trabajo y viceversa, en los que nunca paso de los 80 km/h, la placa de DXR me parece suficiente, así que finalmente no me molestó demasiado. También cabe la posibilidad de llevar un chaleco de protección, pero con el chaleco más la funda, es posible que os veáis bastante apretadas. Convendría en ese caso adaptar la talla de la chaqueta.

En cuanto a la visibilidad, no hay nada en absoluto. Ningún material reflectante. Estamos de acuerdo en que quedaría bastante feo… Seguramente haya forma de compensarlo con el casco, o con un chaleco fluorescente reflectante 😀

Cómo cuidar de tu chaqueta de cuero

El cuero goza de una larga vida útil, a condición de ocuparse bien con él: limpiadlo con un paño suave y un producto adecuado. Y, después de un chaparrón, secadlo a temperatura ambiente. ¡No se os ocurra calentarlo! Colgadlo simplemente en una percha y dejad que se seque. De lo contrario, podría encoger. ¡Aquí encontraréis más consejos!

¿Y para las que somos frioleras?

La chaqueta para moto DXR Diva Racer es bastante abrigada y tiene un forro muy agradable cuando empieza a llegar el clima otoñal. No estoy segura de poder llevarla todo el invierno… Pero, de momento, a las 7 de la mañana, con una sensación térmica de -10 °C debido a la velocidad, sigo sintiéndome bastante bien dentro.

Tiene lengüetas cortavientos en las cremalleras. Para los días calurosos, también dispone de aperturas en la espalda, pero no tuve la ocasión de utilizarlas en esta prueba. De todos modos, imagino que, con una ola de calor, no hay nada mejor que un textil de malla ventilado.

Solo pude probarla con lluvia ligera, pero no tuve ningún problema en ese sentido. Al tratarse de cuero, os recomiendo que os pongáis una chaqueta impermeable por encima en caso de fuertes lluvias.

Un detalle no muy práctico

En el apartado práctico, resulta un tanto decepcionante. Los bolsillos no pueden ser más estándar: parece como si no hubieran pensado realmente en nosotras. Hay un bolsillo para móvil y otro impermeable para cartera en el interior. El hecho de que sea impermeable es una buena idea. Pero, ¿qué mujer lleva su cartera o su teléfono en la chaqueta? Cualquier cosa que llevemos ahí forma un bulto y, además, nos hace daño en el pecho, al tratarse de una chaqueta muy ajustada. No resulta ni cómodo ni bonito. Como mucho, puede venir bien para los papeles de la moto.

Muchas chaquetas de moto para hombre incluyen un bolsillo pequeño en la manga izquierda, muy práctico para llevar la tarjeta de crédito o el mando a distancia del garaje. Pero parece que ningún fabricante se ha parado a pensar en que normalmente es la chica la que paga el peaje, simplemente por el hecho de que, estadísticamente, suele ser ella la que va de copiloto. Una lástima. Desde luego… ¿Tanto cuesta añadir un bolsillito más al fabricar el producto?
Los tiradores de las cremalleras, sobre todo en los bolsillos, son algo pequeños, y no resulta muy fácil agarrarlos sin quitarse los guantes.

Un detalle que no está nada mal es el código de colores en las lengüetas de fijación del forro, para acertar a la primera y no perder tiempo innecesariamente.

Conclusiones sobre la chaqueta para moto DXR Diva Racer

Me ha gustado mucho esta chaqueta para moto de mujer, que finalmente no es tan low cost como su precio podría hacer pensar. La chaqueta para moto DXR Diva Racer es flexible y ajustada pese al grosor de cuero. Se está muy bien con ella y su silueta sigue siendo muy femenina pese a las protecciones.

Comodidad9
Comodidad térmica6
Protección6
Corte10
Calidad/Acabados8
Lengüetas de cierre10

Mi opinión: Una buena relación calidad/precio

Esta chaqueta de cuero roadster para mujer, vendida a un precio muy competitivo, es cómoda, abrigada y muy favorecedora para la silueta ;) Los pocos defectos que tiene se olvidan pronto. ¡La recomiendo!
8.2

Comparte este artículo

Sonya

Una 600XT, carreteras inundadas, arena, sin clases ni carnet, y alguna buena caída. Lejos de mis comienzos en África hace 15 años, me he vuelto una urbanita en una ER-6 muy prudente. Presto una atención particular a la seguridad e intento por todos los medios conciliar feminidad y moto. ¡Un gran reto que pide creatividad!