CUIDADOS DE LA ROPA DE CUERO DE MOTO: ¡los secretos para un cuero que dura!


El cuero es un material noble que necesita de cuidados concretos para que envejezca en buenas condiciones. ¡Hemos reunido aquí las claves para que el cuidado del cuero de vuestra ropa de moto deje de ser un misterio para vosotros!

Cómo conseguir una limpieza reluciente en tu ropa de cuero para moto

  • ¡No se puede cuidar el cuero sin una buena limpieza! Como en el artículo en el que hablábamos sobre el cuidado y limpieza de la ropa de moto de cordura y textil, el paño de microfibra seguirá siendo vuestro mayor aliado en este campo. Siempre que sea posible, decantaos por paños de colores claros para limpiar el cuero ensuciado por los kilómetros. Empezad impregnando el paño en agua tibia con vinagre blanco. Frotad suavemente toda la superficie de la piel, insistiendo en las zonas más sucias (costuras, etc.)
  • La suciedad está muy incrustada? La tentación de usar la parte verde de la esponja para acabar rápidamente es grande… Sin embargo, los objetos abrasivos deben evitarse: corréis el riesgo de dejar marcas definitivas en el cuero.
  • Aclarad el paño en cuanto empiece a ensuciarse (de ahí que sea mejor elegir colores claros) para no extender la suciedad. Cuando vuestra chaqueta haya recobrado su limpieza original, dad otra pasada con un paño empapado en agua limpia para eliminar cualquier residuo y el olor a agrio.

Tratamiento de la ropa de cuero de moto: ¡Rejuveneced vuestro equipamiento!

  • Antes de proceder, aseguraos de que la chaqueta esté bien seca. Por lo tanto, ¡dejad esta etapa para más tarde si os acaba de caer un chaparrón!
  • Utilizad una crema para el cuidado del cuero para nutrirlo en profundidad. Aplicadla con un paño suave y con movimientos circulares. Luego dejad reposar durante una horita. A continuación dad una última pasada con el paño para eliminar el exceso de ungüento y dar brillo al cuero. ¡Quedaréis sorprendidos al ver cómo ha rejuvenecido vuestra chaqueta, vuestro mono o vuestro pantalón preferido tras esta etapa!
  • Para una mayor protección del cuero, también podéis utilizar un impermeabilizante especial para el cuero. Este producto, que se presenta en forma de aerosol, hará que se ensucie menos y retrasará el calado del agua durante los chaparrones prolongados. ¡Indispensable para los que circulan a diario!

Cuidado del cuero: ¿Con qué frecuencia?

  • Limpiad y tratad vuestro cuero dos veces al año si es posible para garantizar una vida útil óptima. Aprovechad por ejemplo el final de la temporada para devolverle el aspecto de nuevo antes de volver a meterlo en el armario hasta la siguiente primavera, y volved a hacerlo tras la primavera.
  • Si circuláis durante todo el año, tendréis que hacerlo más a menudo, ya que la temporada invernal es especialmente dura para esta segunda piel. De vez en cuando, una pasadita con un paño húmedo para eliminar los mosquitos y el polvo de vuestra chaqueta os permitirá espaciar las sesiones de cuidado del cuero.

Almacenamiento de tu ropa de cuero para moto: ¡Que respire!

  • Además del cuidado, el buen envejecimiento de vuestro cuero también depende de la manera en que lo guardéis. Una chaqueta mal colgada en un perchero acabará por deformarse. Lo ideal es colgarla de una percha y dejarla en una habitación bien seca y ventilada, para evitar el moho y favorecer el secado.
  • Evitad también dejarla expuesta al sol y al calor, que pueden perjudicar al color y endurecerla y, por tanto, reducir su vida útil enormemente.
  • ¿Os ha llovido? No os preocupéis, no es ningún problema para vuestro cuero. Solo tenéis que dejarlo secar a temperatura ambiente. ¡Si el cuero está mojado, el aire caliente es perjudicial para su salud!

¡Pues listo, ya lo sabéis todo! Si seguís estos pocos consejos, vuestro equipamiento de moto de cuero no envejecerá, se cubrirá de una pátina. ¡Y ahí está toda la diferencia!

Comparte este artículo

gplus-profile-picture

Loïc

Loïc (bloggero #EnjoyTheRide Francia) Bloggero y testeador de productos Motoblouz. Soy el extraterrestre que espera impaciente la lluvia para poner a prueba la impermeabilidad de una chaqueta o un par de guantes. Fan incondicional de rutas sinuosas, la moto es para mí un medio de evasión y un medio de transporte.