Prueba: Botas de motocross Sidi Crossfire 2 SRS


Las botas de motocross Sidi Crossfire 2 SRS empiezan a ser bastante conocidas. Para aportar mi granito de arena, os he preparado una prueba de larga duración, ¡con extractos autobiográficos incluidos!

Cuando digo «larga duración» debería incluso decir «muy larga duración»: conduzco con estas botas desde hace más de cinco años y voy por mi tercer par. Que no cunda el pánico: los dos primeros pares siguen estando muy bien y los utilizo tan a menudo como el último. Sí, ¿qué pasa? Tengo tres pares de Crossfire 2 SRS, y es simplemente por cuestiones de estilo 🙂 Aunque este año han sacado la Sidi Crossfire SRS 3 (ver la prueba de producto aquí), la versión 2 sigue siendo una referencia que todavía brilla con luz propia.

Un diseño realmente muy logrado

¡En lo que se refiere al diseño, la marca italiana ha puesto toda la carne en el asador! La estética de la bota es impresionante y los acabados son de muy buena calidad. Podemos ver, por ejemplo, que la puntera de la bota no presenta el habitual remate de hierro, sino uno de plástico resistente a los impactos. Toda una ventaja cuando sabemos la velocidad a la que se desgasta el modelo metálico…

En el momento de su lanzamiento, se podía reprochar a las Sidi Crossfire 2 SRS su falta de originalidad en cuanto a colores. Pero eso ya no es así. Además de las versiones «convencionales» (negro, blanco, negro/blanco), la gama SRS 2 existe en negro/azul, negro/verde e incluso gris/amarillo fluorescente. En total, son más de 10 colores diferentes los que encontraréis en el catálogo, así que hay para todos los gustos.

Sin embargo, yo que he tenido tres pares diferentes, os recomiendo los modelos «multicolores». El modelo full-black tiende a blanquear y requiere mucho mantenimiento. Aprovecho para deciros un truco: un poco de renovador de plástico, aplicado con un trapo después de un lavarlas con agua a presión, las deja como nuevas. ¡Eso sí, tened cuidado de no echar demasiado producto, si no queréis que resbalen bajo el selector de cambio!

Comodidad instantánea

Una de las ventajas de esta bota es su facilidad de adaptación. Hace diez años, hacían falta entre 1 y 5 horas de conducción para ablandar una bota. La Crossfire SRS2 es flexible desde el primer instante gracias al sistema «Dual Flex» de la articulación del tobillo.

Al ser bastante fina, también permite disfrutar de unas sensaciones inmejorables con el cambio. Su interior es muy cómodo y uno se siente casi como si llevara zapatillas de deporte (pero no olvidéis que está prohibido circular con zapatillas de deporte 😛).

SRS: La suela reemplazable

¿Qué es SRS? Es la denominación reservada a los modelos de gama alta de la marca. Estas iniciales corresponden a Sole Replacement System o, lo que es lo mismo, sistema de sustitución de suela, la particularidad de esta gama. Así pues, la suela no está pegada, sino atornillada, para que podáis cambiarla.

Olvidaos del servicio de posventa: ¡los zapateros sois vosotros!

Las suelas se venden por separado y son desmontables gracias a unos tornillos de cuarto de vuelta que los fijan a la bota. Olvidaos del servicio de posventa: ¡los zapateros sois vosotros! Además, la SR2 puede aceptar tres tipos de suela diferentes: una versión todoterreno (versión básica presente en la bota), una versión Enduro (E1), más gruesa, muy resistente y con un gran agarre, y una versión supermotard (SMS). Si conducís muy a menudo, se recomienda cambiar de suela al final de cada temporada para aumentar la vida útil de la bota. Y no olvidéis pediros unos tornillos de repuesto al mismo tiempo que las suelas (cuidado, los hay de dos tipos).

El único defecto de esta suela es lo que cuesta cambiarla la primera vez si uno no tiene experiencia. «Hay tornillos: ¡Perfecto! Tengo un destornillador: ¡Perfecto!». Pero, claro, durante toda la temporada, habéis frotado la suela contra vuestras estriberas (y no solo la punta), habéis lavado vuestras botas con agua a presión y… vuestros tornillos están inutilizables. El destornillador no os servirá de nada para desmontar la antigua suela… ¡aunque tal vez sí para hacer palanca y arrancarlas!

Para que me entendáis mejor, introducid el destornillador entre la suela y la bota, y luego tirad para arrancar la suela (a ver, si la cambiáis es porque ya no sirve, ¿no?). Una vez la suela quitada, os resultará más fácil retirar los tornillos con unas tenazas y poner una suela nueva.

La durabilidad: un aspecto muy destacable de las Sidi Crossfire 2 SRS

Cuando uno invierte más de 200 € en un elemento de equipamiento, espera obviamente que le dure una buena temporada. Eso es precisamente lo que sucede con las Sidi Crossfire 2 SRS. Además de la suela, se pueden cambiar casi todas las piezas de este par de botas por un precio razonable.

¿Caras? ¡Pues tampoco tanto!

Las Sidi Crossfire 2 SRS no dejan de ser unas botas de gama alta, así que su precio es elevado, aunque tampoco son las más caras. En efecto, son más baratas que sus principales competidoras, las TECH10. Y aunque los más de 400 euros puedan echaros para atrás, pensad que estas botas son una inversión a largo plazo gracias a las numerosas piezas intercambiables que alargan considerablemente su vida útil.

Comodidad4.5
Protección4.5
Estilo4.75
Acabados4.5

Mi opinión: La calidad a la italiana

Es cierto que las botas de motocross Sidi Crossfire 2 SRS son bastante caras... Pero es el precio que hay que pagar si queréis equiparos con un material cómodo, fiable, protector y resistente. Gracias a la cantidad de elementos sustituibles, y en particular a sus suelas, las Crossfire 2 os acompañarán en vuestra moto durante una buena temporada.
4.55

Comparte este artículo