Prueba: Neumáticos sport-touring Metzeler Sportec M7 RR


Hace ya algún tiempo que oigo hablar de los neumáticos Metzeler Sportec M7 RR, muy utilizados y apreciados por los pilotos más «agresivos» de nuestro paddock.  Su vocación es la de ofrecer un neumático deportivo polivalente y utilizable con cualquier tiempo. Es un objetivo que ya había alcanzado el Sportec M5 Interact, al que sustituyen, pese a que este sigue estando en el catálogo de Metzeler.

Condiciones de prueba

Puesto a probar estos neumáticos, quería hacerlo con todas las de la ley… Y ver cómo se comportaban a lo largo de toda su vida útil.

Así pues, monté estos neumáticos en mi ZX636R de 2002. Conduje con ellos a diario, durante más de 2000 km, y también los llevé puestos en dos rutas, una por Francia y otra por los Balcanes, con un total de 8000 km de viaje.

Durante esos casi 11 000 km, piloté con temperaturas comprendidas entre los 2 °C y los 40 °C, bajo el sol, la lluvia, el granizo, la nieve y la tormenta, en autopista, por puertos de montaña, paseando por el campo… Una gran variedad de situaciones en las que pude observar el comportamiento de los neumáticos Metzeler Sportec M7 RR.

Pneu moto M7RR ZX6R

Los Metzeler Sportec M7 RR me llevaron hasta Croacia

Unos neumáticos (mucho) más sport que touring

Empecemos por reconocerles a estos neumáticos un carácter marcadamente deportivo, que incita a pasar a la ofensiva. Se mostraron muy estables a gran velocidad en autopista, aunque este no sea en absoluto su terreno de predilección. A poca velocidad, su maniobrabilidad es menos evidente que la de modelos más orientados a la carretera. No obstante, superan la prueba con relativa facilidad.

Pero es en las curvas donde estos neumáticos dan lo mejor de sí. ¡¡¡Toda una revelación!!! En realidad, lo que hacen estos neumáticos es potenciar las capacidades de vuestra moto.

Al principio, no estaba muy convencido. Prefiero los neumáticos más en V, con los que uno puede «tirarse» a la curva. Su redondez no parecía corresponder a mis gustos. Y, sin embargo, una vez montados, todo se vuelve extremadamente sencillo. La moto se deja llevar con una docilidad casi desconcertante.

Primera prueba (no se os ocurra hacerlo a vosotros): con la moto inclinada a un ángulo razonable mientras tomaba una larga curva, simplemente activé mi control de velocidad y solté los semimanillares. La moto no se salió de su trazado y permaneció increíblemente estable. Uno puede incluso divertirse controlando la inclinación con el cuerpo, mientras aprieta las rodillas.

En una sucesión de curvas cerradas, basta con mirar la salida de curva para que los neumáticos os lleven allí de inmediato, siguiendo la trayectoria deseada. Como si fuera la cosa más natural del mundo y siempre con la misma estabilidad. Al final, uno termina aumentando el ritmo y la velocidad en curva, retrasando sus frenadas, tirándose a la curva y reacelerando cada vez más pronto. Y si las estriberas estorban, siempre se pueden limar los avisadores. Los neumáticos Metzeler Sportec M7 RR transmiten una gran confianza y favorecen la diversión. MEJOR AÚN:  ¡Multiplican el placer de conducir!

Como chicle

Hablemos del agarre.

En primer lugar, se trata de unos neumáticos que se calientan muy rápido. Al cabo de tan solo 2 kilómetros, ya empiezan a estar listos para una conducción deportiva en seco.

Posteriormente, me costó encontrar sus límites, incluso en las condiciones más duras. El neumático delantero está hecho con un compuesto 100 % sílice para agarrar en cualquier circunstancia, mientras que el trasero presenta una banda de rodadura con una goma más dura (20 % de la superficie aproximadamente) compuesta en un 70 % de sílice, a fin de aumentar su vida útil.

Solo conseguí que el neumático delantero me fallara en dos ocasiones. Una de ellas fue en las carreteras polvorientas y grasientas de Bosnia (volví a recuperar la adherencia y al final no me caí). Es capaz de soportar frenadas muy fuertes… Aunque está claro que, en pista, siempre encajará peor un frenazo brusco que un Diablo Superbike Pro. En cualquier caso, la respuesta de este neumático me pareció excelente.

Con el neumático trasero, la respuesta no fue tan buena. Aun así, resulta muy fiable y presenta muy pocos defectos. La única vez en la que se despegó realmente de la carretera fue en las montañas de Ardèche, a una velocidad que, por no escandalizar a nadie, me callaré. Para que os hagáis una idea de la calidad del agarre, cuando el neumático perdió el contacto (aunque lo recuperó inmediatamente), la estribera izquierda estaba arañando el asfalto impoluto del puerto de la Chavade. No había prestado atención a la carretera mojada, ni a los montones de nieve en la cuneta… En dos palabras: ¡¡¡IM-PRESIONANTE!!!

Así pues, los neumáticos Metzeler Sportec M7 RR no se arredran ante un asfalto mojado o degradado. Aunque tampoco estuve tan loco como para probar los límites en esas condiciones… Lo cierto es que los M7 RR salen más que victoriosos de la prueba.

Unos neumáticos que se funden como la nieve al sol

Porque ese es su graaaan defecto. Estos neumáticos de vocación «carretera deportiva» (RR significa Road Race) no están hechos para durar. Y, como sabréis si habéis leído nuestro artículo sobre este tema, siempre se busca un término medio entre agarre y vida útil, en función principalmente del tipo de goma utilizada. Si fueran estrellas de rock, los neumáticos Metzeler Sportec M7 RR entrarían en el «club de los 27». Brillan intensamente, pero durante poco tiempo.

Por mi parte, en conducción mixta, logré aguantar con el neumático trasero durante 7400 km, y con el delantero, durante 10 500 km, hasta que llegué al indicador de desgaste. ¡Viendo los comentarios de los usuarios, es un resultado bastante meritorio!

Sin embargo, al contrario que sus homólogos de otras marcas, envejecen de manera uniforme. Además, las cualidades del agarre y de la carcasa radial se alteran muy poco con el desgaste.
Es este un punto que a menudo se pasa por alto, pese a ser muy perceptible. Aunque solo duren 7000 kilómetros, estos neumáticos proporcionan el mismo placer de principio a fin.

Agilidad4.5
Agarre en seco4.5
Agarre en mojado4.5
Tiempo de calentamiento5
Longevidad3

Mi opinión: Unos neumáticos para moto increíbles

Por si esta prueba tan elogiosa no lo ha dejado claro: ¡me quedé prendado de estos increíbles neumáticos! Lo único que me hace bajarles algo la nota es su precio, relativamente elevado, pese a una vida útil demasiado corta. Si os gusta conducir al límite por carreteras de montaña, no busquéis más y rendíos ante los neumáticos Metzeler Sportec M7 RR (ya me lo agradeceréis en el futuro). Fiables, eficaces, reactivos, divertidos y con un agarre alucinante para unos neumáticos de este tipo... ¡Sin duda, son mis preferidos!
4.3

Comparte este artículo

gplus-profile-picture

Loïc

Loïc (bloggero #EnjoyTheRide Francia) Bloggero y testeador de productos Motoblouz. Soy el extraterrestre que espera impaciente la lluvia para poner a prueba la impermeabilidad de una chaqueta o un par de guantes. Fan incondicional de rutas sinuosas, la moto es para mí un medio de evasión y un medio de transporte.