Prueba: Botas DXR Sierra


¿Quieres proteger tus preciosos pies sin tener que ponerles una armadura? ¿Mantenerlos secos y abrigados sin llevar tres capas de calcetines? ¿Caminar sin tener la impresión de parecer un pingüino pigmeo? ¡Esta prueba de las botas DXR Sierra está hecha para ti!

DXR Sierra: «¿Alguien dijo “protección”?»

Empecemos por hacernos la pregunta que habría que hacerse siempre a la hora de elegir cualquier equipamiento para moto: ¿me protegerá en caso de caída? Después de haber visto las DXR Sierra de cerca, no cabe ninguna duda. La respuesta es un rotundo «sí». Lógicamente, su rigidez no permite caminar durante horas por la naturaleza, pero inspira una confianza absoluta en cuanto a la protección de nuestros pies.

Tenemos un refuerzo de tobillo de calidad, un refuerzo de espinilla con el grosor adecuado y un refuerzo para el cambio semiflexible: todo lo necesario para poder caernos con la máxima seguridad… ¡Aunque, por supuesto, lo más seguro sigue siendo no caerse!

Si a ello añadimos un cierre sólido y un velcro eficaz, así como una suela particularmente adherente, obtendremos una combinación ganadora para unas botas touring dignas de ese nombre.

«En invierno y bajo la lluvia, de acuerdo, pero, ¿y en verano?»

Si pensabais que las DXR Sierra eran una especie de saunas en miniatura (con el olor a pies de regalo), ¡estabais muy equivocados! Veamos. Las Sierra son unas botas completamente impermeables, de arriba a abajo. Al vivir en el sur de Francia, tampoco es que haya tenido realmente la oportunidad de probarlas bajo la lluvia… ¡Así que me duché con ellas! Después de un buen chorrazo y una breve inmersión, mi pie salió perfectamente seco.

Con este tiempo paradisiaco, lo que sí puede probar sin dificultad fue su comportamiento ante el calor. La membrana es transpirable, así que no tuve problemas de olor o de humedad durante mis trayectos, incluso conduciendo durante más de 3 horas seguidas. ¡Otro punto a favor par DXR!

En cambio, las botas son menos abrigadas de lo que cabría pensar, pese a su insensibilidad al viento. En invierno, no olvidéis poneros unos calcetines lo suficientemente gruesos.

«¡Vale, pero también quiero estilo, swag y comodidad!»

¿En serio? Pues tenéis suerte porque, con las DXR Sierra, apariencia y protección van de la mano, formando una pareja… (como las botas, jajaja… ejem). En lo referente al diseño y la comodidad, unos elásticos de movilidad por delante y por detrás permiten disfrutar de una mayor flexibilidad. El refuerzo para el cambio cuenta con unas ranuras que facilitan el movimiento del pie.

La plantilla es cómoda, se puede cambiar y protege eficazmente contra los olores. El elemento reflectante de detrás encaja bien con el estilo sobrio y sólido de la bota. Por último, su ligereza hace que resulte muy agradable de llevar.

Sin embargo, conviene señalar que, aunque tengáis los pies pequeños, os costará llevar las DXR Sierra por debajo del pantalón, a menos que este sea realmente amplio.

Protección9
Comodidad8
Impermeabilidad10
Ergonomía8
Funcionalidad8
Acabados8

Mi opinión: Una opción barata que transpira y protege

Globalmente, nos encontramos ante un par de botas para carretera de calidad y a un precio muy bajo. No escatiman en la protección y su cuero sintético (apto para veganos) es impermeable y transpirable.
8.5

Comparte este artículo

Valkried

Desarrollador web y fotógrafo experto, mi tercera pasión es por supuesto la moto, que practico con una mini CBR 125 de 2008. Conmigo, nada de giros inclinado a 60º ni picos de 200km/h, me gusta más una conducción tranquila, segura y respetando a los demás conductores.