CHAQUETA DE CARRETERA DXR ROADTRIP: PRUEBA PILOTO


Al bautizar a su chaqueta « Roadtrip », DXR se dirige directamente al motero viajero que llevamos dentro. Retomando todos los códigos estéticos « adventure » y ofreciendo su chaqueta a un precio muy asequible, la marca hace aquí una apuesta muy arriesgada. Para ver lo que vale realmente la DXR Roadtrip, la he llevado puesta para circular todos los días durante un mes y hasta he ido a pasar frío en Auvernia con -5º. ¡Y como yo lo doy todo en mis pruebas, incluso he probado su resistencia en caso de accidente!

DXR Roadtrip, una chaqueta de aventura modesta aunque eficaz

En mi opinión, esta chaqueta podría haberse llamado perfectamente « DXR Adventure ». Sin embargo creo que la marca ha querido jugar la baza de la modestia bautizándola con un sobrio « Roadtrip ». Aunque eso no ha impedido a DXR inspirarse en todos los códigos estéticos de la aventura. Una chaqueta larga con bolsillos grandes, uno de ellos en la parte baja de la espalda, y el famoso código de colores de dos tonos negro y beige.

¿Entonces por qué no han ido más allá? En el inconsciente colectivo, una chaqueta adventure debe obligatoriamente ser de Gore-Tex o de un material técnico del mismo tipo. Y la chaqueta DXR Roadtrip no cumple con este estándar de lujo. ¡Y sin embargo eso no impide que sea totalmente impermeable! Ha aguantado sin protestar los cubos de agua que me han caído sobre el casco durante mi pequeña escapada a Auvernia.

En mi opinión, la chaqueta DXR Roadtrip solo tiene un defecto importante. Me sorprendió el primer día y acabé empapado: ¡las mangas no pueden ponerse por encima de los guantes! Y esto es algo imprescindible cuando llueve… De lo contrario, el agua acaba por colarse en los guantes y sube hasta la chaqueta por capilaridad. Y chuparse toda la bajada de la N102 hasta Aubenas con los dedos y los brazos empapados, no es precisamente mi mejor recuerdo de motero… ¡Al menos lo recordaré durante mucho tiempo!

Al día siguiente di con la forma de corregir este defecto. Hay que ponerse los guantes antes de ponerse la chaqueta DXR Roadtrip. ¡Pero no es nada práctico! Para mí, es el único auténtico defecto que la marca tendrá que solucionar como sea.

Su principal cualidad: la comodidad

Cuando quiero conducir lejos y durante mucho tiempo creo que es primordial contar con un equipo con el que uno se sienta cómodo. Manteniéndose fiel a su costumbre de ofrecer una relación calidad/precio inmejorable, DXR consigue ofrecer un producto cómodo que sirve perfectamente para realizar un roadtrip. La longitud de esta chaqueta, el doble cierre de cremallera + velcro, y su cuello que se ajusta muy bien contribuyen en gran medida a esto.

Para adaptarse a todas las morfologías, DXR se ha acordado por supuesto de posibilitar ajustes a nivel de las caderas gracias a unas tiras de velcro, y en los brazos con un botón de presión.
Aunque no sea insalvable, le encuentro otra pega a esta chaqueta. Los forros térmicos DXR son por lo general algo pobres en invierno, y desgraciadamente la chaqueta Roadtrip no escapa a esta regla. Mi pequeño consejo de Motarologue para estar calentito: llevar la chaqueta DXR Roadtrip con su forro y un conjunto DXR Wintercore.

Seamos realistas, con este precio es normal tener que sacrificar ciertas cosas. Algunos acabados no están evidentemente a la altura de las marcas de primera, sobre todo las costuras de los velcros que son frágiles. Pero hay que recalcar que, por este precio, el resultado es muy satisfactorio.

¿Una chaqueta de moto barata protege mal? ¡FALSO!

Bueno, si hay un aspecto que no tenía ninguna prisa en tratar en mis pruebas, ese es la resistencia en caso de accidente. Sin embargo, el pasado diciembre me pareció que ya era hora de implicarme un poco… Busqué un amable automovilista para que me arrollara circulando entre dos filas de coches y listo.

Al realizar un vuelo en planeo a 40 km/h arruiné buena parte de mi equipo. Mi casco Shoei, mi sobrepantalón Rev-it e incluso mis zapatillas para la moto Furygan (a pesar de contar con certificación CE EPI) han acabado en la basura… ¡Pero mi chaqueta DXR Roadtrip no!

No tenía absolutamente nada, salvo uno o dos pequeños arañazos en el revestimiento antiabrasivo. ¡Vamos, nada de nada! Las protecciones de los codos y de los hombros han cumplido con su cometido a la perfección. Al igual que mi espaldera interna DXR Back Protector, que se mete en el bolsillo previsto dentro de la chaqueta.

Me dirigí a urgencias con un esguince serio, pero sin sangre ni quemaduras. La chaqueta DXR Roadtrip ha cumplido perfectamente con su cometido. Obviamente, no os deseo que lo probéis en vuestras propias carnes, pero sabed que si llegara a pasar, podéis contar con esta chaqueta para que os proteja.

 

COMODIDAD9
SEGURIDAD10
IMPERMEABILIDAD9.5
CAPACIDAD TÉRMICA6
ACABADOS7.5

Mi opinión: ¡una chaqueta económica apta para viajar!

Si buscáis una chaqueta sencilla y eficaz para viajar en moto, la chaqueta DXR Roadtrip está hecha para vosotros. DXR ofrece una vez más un producto con una relación calidad/precio difícil de igualar. A pesar de todo, acusa algunos defectos de diseño y de acabado que le perdonaremos con facilidad, visto su precio.
8.4

Comparte este artículo

facebook-profile-picture

Le Motarologue

El Motorologo (bloggero #EnjoyTheRide Francia): motero especializado en atascos parisinos. Paso el día en la moto, no importa la lluvia ni el frío. Soy totalmente masoca y ¡lo disfruto!. Con que tenga 5 minutos y un poco de gasolina, cojo mi V-Storm para escapar del asfalto de Paris. Persigo sin descanso, esa sensación única que se siente cuando te encierras en tu casco y recorres kilometros hasta el cansancio.