PRUEBA NEUMÁTICO DE MOTO CARRETERA DUNLOP ROADSMART III


El neumático de moto Dunlop Roadsmart II no se despide aún, pero su sucesor en el segmento de las motos deportivas/de turismo, el Dunlop Roadsmart III ya está disponible en Motoblouz… Yo, que circulo regularmente con el primero, he podido probar el nuevo durante un día en condiciones diversas. ¡Estas son mis impresiones!

Los neumáticos de moto pertenecen a esa categoría de componentes que ocultan perfectamente su tecnicidad bajo la apariencia de un producto común y corriente. La tercera versión del neumático sport-GT Dunlop Roadsmart es un claro ejemplo. A primera vista, podríamos pensar que la diferencia con su predecesor se limita a los nuevos dibujos de la banda de rodadura. Pero los cambios van mucho más allá de lo que se ve a simple vista. Por ejemplo su nueva carcasa, que ahora asocia la aramida al habitual acero trenzado para alcanzar antes la temperatura óptima de uso. Para mejorar la manejabilidad se ha afinado el perfil de los neumáticos delanteros y se ha ensanchado en la zona central de los traseros. La nueva goma, que incorpora nanotecnologías, ofrece una mejor adherencia en condiciones difíciles a la vez que reduce el desgaste. Y los surcos, conectados, favorecen la evacuación del agua.

Pura cháchara de marketing, pensaréis… Para medir el impacto de estos cambios con total objetividad, he podido probar el neumático Dunlop Roadsmart III durante un día en condiciones diversas. La buena noticia es que mi propia moto lleva los Roadsmart II. Por lo que tengo una buena base de comparación para notar la evolución, además que entre las máquinas puestas a disposición por Dunlop para los diversos rodajes, hay algunas comparables a la que me lleva a diario en lo que se refiere a comportamiento.

Un neumático de moto muy manejable

Empezamos este hermoso día de primavera con una prueba por carretera. Rápidamente, he podido notar una gran diferencia en cuestión de comportamiento con respecto a mis Roadsmart II: la moto se hace mucho más ligera y manejable al llevar estos nuevos neumáticos, orientados tanto a las pequeñas roadsters ligeras, como a las grandes GT cargadas. Resulta incluso sorprendente observar hasta qué punto las tumbadas rápidas y las maniobras a baja velocidad piden menos esfuerzo. Una prueba tipo gymkhana más tarde ese mismo día, enfrentando a dos FJR (una moto con reputación de tener un tren delantero pesado) calzando unos RSII y unos RSIII confirmará esta impresión. También he podido notar une menor tendencia a levantar la moto en caso de frenado en tumbada. Unos comportamientos que Dunlop atribuye a la elección del nuevo perfil, la goma y el dibujo de la banda de rodadura del RSIII.

Confianza a gran velocidad

Misma conclusión cuando el ritmo es más sostenido. Siempre me han dado confianza. Bueno, mejor decirlo ya, en carretera seca es difícil, por no decir imposible, alcanzar los límites del Roadsmart III – al igual que con sus competidores, de hecho. Para demostrar que su comportamiento va más allá de cualquier reproche, se organizó incluso una sesión en pista en el circuito de desarrollo de Mireval, propiedad del grupo Goodyear/Dunlop. Aunque no he podido sacarle defectos al neumático, me he dado cuenta de algo durante esta prueba en condiciones extremas para un neumático de carretera: acostumbrado a un cierto asiento en tumbada con mis RSII, tengo que acostumbrarme a la impresión de vivacidad transmitida por los RSIII con su menor superficie de contacto con el suelo. ¡Aunque sigue habiendo grip, por lo que finalmente ganamos en todos los aspectos!

El Dunlop Roadsmart III, tranquilizador sobre mojado

Todo esto es muy bonito, pero las condiciones meteorológicas son perfectas, y no hay ni una nube en el cielo de Hérault… ¡Así que para dar mi opinión sobre mojado tendrá que ser en otra ocasión! A no ser que… Me llevan hasta otra zona de la gigantesca infraestructura de Mireval: un circuito empapado, imitando las condiciones de un fuerte chaparrón con una capa de agua de un mínimo de 0.5 mm que cubre toda su superficie. A dar unas vueltas. ¡No resulta fácil desconectar todas las alertas que me envía mi cerebro cuando empiezo a tumbar sobre esta preciosa superficie lisa y brillante como un espejo! Cuando empiezo a coger confianza me veo obligado a admitir que el nuevo dibujo evacua el agua con brillantez, y que la goma nunca fallará en condiciones normales de circulación por carretera (gasoil y demás polvos bromistas aparte). Vamos, que estoy impresionado.

El Dunlop Roadsmart III, ¿Un futuro campeón en cuestión de resistencia?

Más manejable y mayor rendimiento sobre seco, eficaz sobre mojado… Falta por ver si la nueva referencia sport-touring de Dunlop cumplirá en cuanto a resistencia. ¡Pues resulta que este es seguramente uno de los puntos fuertes del Dunlop Roadsmart III! La carcasa más dura y la nueva goma (bi-goma en el trasero) obran milagros en este aspecto. Dunlop ha realizado una serie de pruebas comparativas entre el RSIII y sus principales competidores siguiendo un protocolo muy estricto a través de un organismo independiente. Todos los neumáticos han acumulado la misma cantidad de kilómetros, todos han estado el mismo tiempo en las diversas motos del panel, en el mismo trazado de prueba. Y el veredicto es simplemente impresionante, ya que la comparativa anuncia una vida útil entre 30 y 40% superior a la de sus competidores… Aunque habría que comprobarlo en la vida real. Además he podido tener acceso a un juego de RSIII usados en esta prueba y puedo añadir que el desgaste es regular, señal de un comportamiento duradero en el tiempo. No es el caso de mis RSII, que padecen un desgaste llamado « en escalera» – la goma está más gastada de un lado de los surcos que del otro en los lados de la banda de rodadura del neumático trasero.

AGILIDAD9.5
GRIP SOBRE SECO9.5
GRIP SOBRE MOJADO9.5
TIEMPO PARA CALENTARSE9
LONGEVIDAD9.5

Nuestra opinión: ¡Roadsmart III, el yerno ideal!

Sorprendentes en cuanto a manejabilidad, un rendimiento más allá de lo razonable sobre seco, más que tranquilizadores sobre mojado, los Dunlop Roadsmart III se presentan duros de pelar en cuanto a desgaste... En fin, si el Roadsmart II empezaba a acusar el peso de los años frente a unos competidores cada vez más aguzados, ¡con el RSIII el relevo está garantizado! ¿Su precio? El del neumático al que sustituye, sin subida de precio. En fin, que la innovación tiene cosas buenas, ¡sobre todo cuando se multiplica por diez el placer de rodar!
9.4

Comparte este artículo

gplus-profile-picture

Loïc

Loïc (bloggero #EnjoyTheRide Francia) Bloggero y testeador de productos Motoblouz. Soy el extraterrestre que espera impaciente la lluvia para poner a prueba la impermeabilidad de una chaqueta o un par de guantes. Fan incondicional de rutas sinuosas, la moto es para mí un medio de evasión y un medio de transporte.