VISITA A LA FÁBRICA DAINESE: TRADICIÓN E INNOVACIÓN


Cabeza diablo dainese

Premiada con innumerables victorias, utilizada por los pilotos más famosos de las competiciones de motos, reconocida en el mundo entero por la calidad y el estilo de sus productos, Dainese es más que un nombre, es una leyenda que conjuga a la perfección el cuero con la competición. ¿Pero, qué se esconde detrás del emblema de diablo de Dainese que hace de esta marca algo tan especial? Os ofrecemos a continuación una visita guiada por las instalaciones de la marca italiana.

Algunos días no supone esfuerzo alguno levantarse de la cama, como es el caso del lunes 23 de mayo: tengo cita para realizar una visita por las distintas instalaciones de la fábrica italiana Dainese. ¡En unos días, os lo contaré todo, queridos lectores!

Llegada a la fábrica Dainese

Como todos los visitantes, atravieso el hall de entrada de la empresa situada en Vicenza, a algunos kilómetros de Venecia. Es una monumental estancia revestida de piedra, moderna, con el logotipo de Dainese sobriamente grabado, tan amplia que te sientes muy pequeño en su interior y ligeramente apabullado por esta gran leyenda. En una esquina, los sillones de cuero con los colores de Barry Sheene y Luchinelli invitan más a ser contemplados con respeto que a tumbarse en ellos.

¡En fin, estoy impresionado!

Sillon dainese barry sheene

El almacén prácticamente automatizado en su totalidad

No hay tiempo para el asombro; Nicole, la encargada de relaciones públicas y mi guía durante la visita me invita a seguirle entre los muros de hormigón. Comenzamos la visita por el servicio logístico. Os preguntaréis qué interés puede tener echar un vistazo a un laberinto de cajas y palés. Vais a ver que el sitio merece hacer un alto. Porque a pesar de que en Motobluz, la logística también forma parte de nuestro trabajo, me he visto totalmente engullido por la enormidad de la instalación y sobre todo porque aquí, la mayoría de las maniobras son realizadas por un ingenio electrónico. Efectivamente, no te encuentras con casi trabajadores en los 2.700 metros cuadrados de almacén, ocupados casi en su totalidad por embalajes repletos de cajas de productos con el anagrama de Dainese y AGV, percheros para cazadoras y monos, cadenas automatizadas y algún que otro elevador robotizado.

Toro nave dainese
Preparacion pedido dainese

Y esto es sólo un ejemplo para que podáis imaginaros el funcionamiento de esta división, por la que transitan la mayor parte de los productos distribuidos en todo el mundo. El sistema funciona de la siguiente manera: cuando una cazadora Dainese llega de la fábrica a través de la recepción de productos, pasa un control de calidad antes de ser clasificada en una jaula metálica, que sustituye aquí a los palés de madera. Las jaulas son recogidas por carretillas elevadoras con autonomía propia (aquellas que observé a la entrada, pintadas con los colores de Rossi y De Agostini) que las llevan hasta la cadena automática. Esta última transporta las jaulas a la zona de almacenamiento, un gigantesco cubo de algo más de 30 metros de altura denominado sobriamente “el cubo” (no es broma), con el fin de que otro robot la almacene en alguno de los centenares de compartimentos existentes al efecto.

Hasta que, un buen día, llega nuestro pedido a la fábrica y nuestra cazadora es embalada. La persona que prepara el paquete coge la cazadora de las jaulas que le vienen automáticamente en sentido inverso a través de la cadena automatizada. Así, mete la cazadora en una caja, la pone en la cadena de expedición de paquetes después de franquearla y la despacha hacia la zona de recogida de paquetes seleccionada, sin intervención humana... Esta impresionante instalación, cuya construcción comenzó en 2003 permite un ahorro de tiempo enorme y minimiza los errores en la preparación de pedidos.

Fábrica Dainese: el ShowRoom, la auténtica joya

Bota Valentino Rossi Dainese
Agv pista gp tranversal dainese

Nuestros pasos nos llevan a continuación hacia el Showroom. Al igual que en el caso de la entrada y del almacén ultramoderno, se trata de una estancia con un volumen que da fe del prestigio de la marca. Pero este hall de presentación de los productos de la marca Dainese de proporciones tan espectaculares tiene algo más, nos referimos a su carácter especial.

Lino Dainese, el augusto fundador epónimo de la marca es un auténtico admirador del arte contemporáneo y se nota su mano en la distribución general y en la elección de los materiales. Es un universo dominado por el gris del cemento y los reflejos metálicos, en dónde destaca un mobiliario refulgente que resalta de manera especial.

La estancia está amueblada de manera que su distribución semeja una caja torácica vista desde arriba, en dónde cada fila de vitrinas simboliza una costilla. La idea que subyace es la de poner de relieve la vocación de protección del cuerpo humano adoptada por Dainese. Desde su creación en 1972, la mayor parte de su desarrollo se ha concentrado en la seguridad de los pilotos.

A modo de ejemplo, podemos decir que la marca de velocidad con la cabeza de demonio comenzó a trabajar con la primera protección dorsal del mercado allá por 1978, en colaboración con Barry Sheene, piloto estrella de nacionalidad británica de la época. En 1982, el fabricante presentó los primeros refuerzos para las rodillas. Así mismo, a partir del año 2000, esbozó el primer diseño de airbag para motoristas. No voy a seguir detallando los innumerables títulos acumulados por la firma italiana.

Todas las innovaciones son sistemáticamente sometidas a pruebas en pista antes de estar disponibles en el mercado. Nicole me hace ver que esta simetría entre los productos comercializados por Dainese y los equipos que llevan los pilotos patrocinados por la marca va todavía más allá. Así, coge un casco AGV Pista GP de serie de un expositor de racing y me explica que es idéntico en su totalidad al que lleva Valentino Rossi, que únicamente tiene un ligero ajuste adicional en la espuma de las mejillas.

El sello indeleble de Valentino Rossi

Valentino Rossi piloto icone dainese

Nicole no ha elegido este ejemplo al azar. El piloto italiano más popular de su generación está omnipresente en Dainese. Vemos expuesto un mono del piloto, un casco cortado para modernizar su diseño; más allá una réplica de los guantes del piloto, así como un lienzo serigrafiado con el retrato de VR46...

Tras los múltiples títulos conseguidos en la categoría reina, Rossi ha contribuido de manera significativa a construir la imagen de la marca desde que firmó su primer contrato de colaboración hace ya 16 años.

Es por todos conocido su carácter metódico. Así el Doctor apunta regularmente sus sensaciones en un cuaderno que luego estudia para transmitir sus experiencias al equipo desarrollador de Dainese. De este modo, parece que su papel ha sido decisivo para el futuro del D-Air, el sistema de airbag desarrollado por Dainese para los pilotos y que en la actualidad podemos encontrar en las carreteras.

Reparación mono Rossi Dainese

Sus monos ocupan un lugar destacado en la colección de Dainese, los archivos, como ellos la llaman. Basta con decir que estoy decepcionado por no haber podido deambular por los pasillos de este gigantesco lugar que atesora algo más de 1000 piezas históricas. La buena noticia es que estos archivos están de obras, para poder abrir la colección al público en los próximos meses.

Molvena, el corazón artesano de Dainese

Abandonamos la periferia de la ciudad de Vicenza para dirigirnos a Molvena, cuna de la empresa, situada a unos cuarenta kilómetros, a pie de los Dolomitas que observamos grandiosos, a lo lejos. Además del paisaje, el contraste con el almacén resulta impresionante: olvidaros del típico almacén con su cadena logística automatizada casi desierta. Aquí, descubres un auténtico taller por donde se mueven numerosos empleados, de los cuales aproximadamente unos cincuenta se dedican a trabajar el cuero. Resulta difícil imaginar que toda esta gente se ocupe únicamente de la fabricación de los monos de los pilotos y de los modelos de gama alta. Porque debéis saber que los productos dirigidos al público en general provienen de las fábricas de Dainese establecidas en Ucrania y Túnez.

Costureras confeccion dainese
Costureras confeccion dainese

Paolo, responsable del servicio de atención al cliente (ubicado en esta fábrica) me guía en este laberinto de máquinas de coser, carritos y percheros.

Nos escapamos al almacén dónde se guarda el cuero, una gran estancia en la que se amontonan las pieles con las que luego se fabrican los equipamientos de la marca, que provienen casi al 90% de Italia. Dainese colabora estrechamente con los curtidores de pieles, con el fin de conseguir el tratamiento adecuado que proporcione al cuero las cualidades y apariencia deseada (por ejemplo, piel de vaquilla y de canguro en contadas ocasiones como en el mono de Rossi).

Trabajar el cuero, un trabajo moderno

La siguiente etapa es la de cortar. Hasta 2005, todos los elementos de los monos procesados en la fábrica se cortaban en los moldes, unas piezas de forma metálica con bordes afilados que se colocaban sobre el cuero con ayuda de una prensa hidráulica. Esta técnica había sustituido al corte manual con cuchilla sobre patrones que se utilizaba para conseguir piezas homogéneas, pero que suponía una compleja logística, así como numerosas manipulaciones. Era necesario un molde para cada elemento de cada modelo, y eso en todas las tallas. ¡Hacían falta miles de referencias!

Valentino Rossi 46 Dainese
Mesa corte cuero Dainese

Hoy en día, el corte ha sido encomendado a una mesa totalmente automatizada que asigna las piezas de cuero sobre la piel, de modo que se reducen considerablemente las pérdidas de tejido. Se ahorra mucho tiempo y no se desperdicia tanto cuero. Un experimentado equipo marca luego los trozos de piel que hay que descartar u ocultar. Posteriormente, la mesa se encarga de colocar las piezas y de tallarlas automáticamente. Tanto el corte a mano como la utilización de los moldes se complementan, excepto en el caso de los prototipos, que son diseñados y fabricados a la antigua usanza, en el piso superior.

El servicio postventa de Dainese

Monos reparacion MotoGp pilotos Dainese

Las piezas específicas como las zonas de cuero perforado y los fuelles elásticos se fabrican igualmente aquí. Este componente se moldea íntegramente a mano: el cuero y el kevlar se cosen sobre una banda de tela elástica bien tensa, de modo que forma un fuelle tipo acordeón cuando se retrae. Todas las piezas se disponen posteriormente sobre un carrito que se distribuye entre las personas encargadas de la confección del mono.

Me llevé una sorpresa porque eran numerosas, había unas quince trabajando, lo que refleja la importante inversión realizada por Dainese en el terreno de la competición de motos. Estas expertas en el trabajo del cuero se encargan igualmente del servicio post-venta de los productos Dainese, que implica atender la reparación o actualización de unos 10 trajes por semana (por ejemplo, un cambio en el logotipo de un sponsor).

A modo de ejemplo, basta decir que un simple perchero con los monos de los pilotos enviados después del GP de Mugello, que tuvo lugar la víspera de mi visita, contenía una veintena de monos. Además de eso, estas trabajadoras se encargan de solucionar cualquier problema relacionado con los monos. No penséis que se dedican a coser un parche por encima de un desgarro. Eso no; aquí lo que se hace es sustituir la pieza completa, algo que lleva más tiempo pero que garantiza una protección perfecta y un aspecto impecable. Los productos terminados pasan posteriormente al control de calidad, antes de atravesar la última zona del taller para la puesta en marcha del D-Air, el airbag de Dainese integrado en los monos racing.

Marco Simoncelli Piloto Airbag Dainese

Investigación: la búsqueda de la perfección en la protección del piloto

Terminamos la visita dirigiéndonos al piso superior dedicado a la investigación y desarrollo de productos. Los espacios abiertos se van sucediendo. En el primero, los empleados se encargan de los equipamientos que aparecerán mañana en el catálogo Motoblouz. Aquí se talla el cuero a mano en base a los patrones. Unas cuantas máquinas de coser trabajan confeccionando los prototipos. Después está la oficina de diseño que se encuentra en plena reunión estratégica.

A continuación viene el departamento D-Air dónde el equipo dedicado a la fabricación de las futuras generaciones del airbag Dainese trabaja de forma continua, señal de que la marca italiana considera este sistema el futuro en el campo de la protección de los motoristas. Hablo con Samuele, responsable del departamento, que me ofrece una idea de la experiencia acumulada por la empresa desde los primeros esbozos. Después de 500.000 km de rodaje y 1.000 caídas registradas, el D-Air está listo y solo hay que lamentar una fractura. Este dato produce un profundo respeto; redactaré en breve un artículo específico sobre este asunto.

Patron prototipos Dainese
Maquina Coser cuero dainese

Termino mi visita en el laboratorio dedicado a la realización de pruebas de material, réplica perfecta de un laboratorio de homologación. Aquí se concentra una amplia gama de bancos de pruebas (abrasión, cortes, roturas, tracción etc.) que ponen a prueba los cueros, textiles, refuerzos etc. bajo todas las configuraciones posibles. El objetivo buscado consiste en maximizar la protección brindada por el producto Dainese y anticipar los test obligatorios para la certificación de los productos.

DAINESE: Espíritu Internacional con Técnicas Artesanales

La jornada transcurrida en Vicenza y Molvena llenó las páginas en blanco de mi bloc de notas y el espacio libre de la tarjeta de memoria de mi cámara de fotos...Entre su enriquecedor pasado, la búsqueda continua de innovación o el halo de los pilotos de la marca, resulta tremendamente difícil no sentir respeto por Dainese. Pero lo que más me marcó es el enorme contraste entre el impresionante sistema logístico automatizado con capacidad internacional y el taller de fabricación artesanal. El saber hacer tradicional y la innovación conviven en armonía en la fábrica de Dainese.

Comparte este artículo

gplus-profile-picture

Loïc

Loïc (bloggero #EnjoyTheRide Francia) Bloggero y testeador de productos Motoblouz. Soy el extraterrestre que espera impaciente la lluvia para poner a prueba la impermeabilidad de una chaqueta o un par de guantes. Fan incondicional de rutas sinuosas, la moto es para mí un medio de evasión y un medio de transporte.