Guía de compra
ELEGIR BIEN LA EQUIPACION DE MOTO PARA LA LLUVIA

ELEGIR BIEN LA EQUIPACION DE MOTO PARA LA LLUVIA

Tanto si conducís vuestra moto durante todo el año como si no, os tocará enfrentaros a la lluvia tarde o temprano... No os preocupéis, gracias a los avances en el diseño de nuestro equipamiento, el elemento líquido ya no es esa maldición que antiguamente nos hacía dar media vuelta. ¡Con la equipación correcta, podréis cruzar el país en un día de caos meteorológico generalizado y llegar a vuestro destino perfectamente secos! En materia de protección contra la lluvia, existen dos escuelas: por un lado, la equipación (chaqueta, pantalón, etc.) impermeable de por sí y, por otro, las protecciones impermeables que se llevan por encima de otras prendas (monos impermeables, pantalones impermeables, etc.). ¡Echemos un vistazo a las opciones que tenéis a vuestro alcance para ayudaros a tomar la decisión correcta en función de vuestras necesidades!

ELEGIR UNA EQUIPACIÓN DE MOTO IMPERMEABLE

La equipación de moto impermeable es, sin lugar a dudas, la que ofrece una comodidad más «directa»: se acabó tener que parar en caso de chaparrón para ponerse la chaqueta impermeable... Gracias a su membrana antilluvia, vuestra chaqueta, vuestro pantalón o vuestros guantes estarán preparados para cualquier eventualidad, y a un precio no necesariamente excesivo.

MEMBRANA ANTILLUVIA: ¿CÓMO FUNCIONA?

La presencia de una membrana antilluvia es una de esas características que conviene vigilar a la hora de comprar una equipación para la carretera. De hecho, en las fichas de producto de Motoblouz, aparece perfectamente indicada. En concreto, se trata de una película que se sitúa entre el forro de confort y el textil o el cuero exterior.

La principal cualidad de esta membrana es, obviamente, su impermeabilidad. Su presencia evitará que la humedad exterior entre en contacto con todo aquello que se encuentre por debajo. Todas las membranas del mercado presentan esta característica.

Sin embargo, para ofrecer una comodidad correcta, la membrana también debe ser lo más transpirable posible. Fijaos, por ejemplo, en lo que sucede con los típicos guantes de cirujano de látex. Al no ser transpirables, las manos acaban estando húmedas al cabo de unos minutos... Esta es la razón por la que las membranas antilluvia presentan un diseño microporoso, que permite la evacuación del vapor de agua y, al mismo tiempo, evita que entren gotas desde fuera. Un equilibrio muy delicado que solo las membranas de gama alta pueden ofrecer.

En la equipación para motoristas, encontramos dos configuraciones de membrana antilluvia:

  • Por un lado, están las membranas libres (o «Z-liner»), que flotan entre el material exterior y el forro interior.
  • Por otro lado, están las membranas laminadas, adheridas al textil exterior.
  • No cabe duda de que la segunda opción es sensiblemente mejor, ya que la prenda no se impregna de agua en caso de lluvia prolongada, aunque su coste de fabricación también resulta bastante superior...

CONTRA LA LLUVIA, ¿CUERO O TEXTIL?

Si la protección contra la lluvia es un aspecto realmente importante para vosotros, no lo dudéis un instante y elegid una equipación textil. El cuero acaba tarde o temprano por absorber la humedad, ocasionando un enfriamiento notable del cuerpo bajo la acción del viento, aunque no estéis directamente mojados. Es más, en el caso de las cazadoras y los pantalones de cuero, raros son los productos provistos de una membrana antilluvia. El textil, por su parte, suele contar con dicha membrana, y ofrece una mayor rapidez de secado si, pese a todo, termina por mojarse.

Las botas y los guantes son una excepción a esta regla: en estas dos categorías de equipación, encontraréis productos de cuero provistos de membranas impermeables. Dejando a un lado los guantes de invierno, particularmente expuestos a aguaceros y bajas temperaturas, los guantes o las botas de cuero ofrecen una comodidad aceptable bajo la lluvia.

ELEGIR UNA EQUIPACIÓN DE MOTO IMPERMEABLE

Como ya ha quedado claro, vuestra equipación antilluvia debe disponer de una membrana impermeable y transpirable. No obstante, cada categoría de equipación os permite optimizar vuestra comodidad bajo la lluvia en función de unos criterios muy específicos.

  • Guantes para moto impermeables: Los mejores guantes impermeables son los que disponen de una membrana laminada (por ejemplo, XtraFit de Gore-Tex), ya que mejora considerablemente las sensaciones con los mandos. Preferid los guantes con puño largo para cubrir la mayor superficie posible. Los guantes textiles tardan menos en secarse. Algunos modelos están equipados con una pequeña escobilla, que permite retirar las gotas de agua de la pantalla de vuestro casco con un simple movimiento de la mano: ¡muy práctico!
  • Botas para moto impermeables: Elegid unas botas cuya membrana suba lo más alto posible. A cambio de una ligera renuncia estética, la piel sintética nunca se impregnará de agua, como sí sucede con el cuero natural.
  • Cazadora para moto impermeable: Evitad el cuero, ya que casi nunca va acompañado de una membrana antilluvia y, además, absorbe el agua rápidamente. Es preferible un modelo textil, con el corte más largo posible (tipo chaqueta tres cuartos). Los sistemas de ajuste en cintura, cuello y mangas mediante velcro os ofrecerán la máxima libertad para ajustar vuestra equipación de forma óptima. En lo que se refiere al cierre, las cremalleras impermeables o, en su defecto, las solapas antilluvia bajo la cremallera, retardarán en gran medida la entrada de agua. Cuidado: solo los bolsillos señalados como impermeables lo son realmente.
  • Pantalón para moto impermeable: Al igual que con la cazadora, un material textil sumado a un corte más bien largo y un ajuste de velcro para las botas, es normalmente el que os ofrecerá la mejor protección contra el elemento líquido.

¿CÓMO SECAR CORRECTAMENTE VUESTRA EQUIPACIÓN DE MOTO?

Incluso cuando llegamos secos a nuestro destino, es raro que suceda lo mismo con nuestra equipación, que en más de una ocasión terminará totalmente empapada... Dejad vuestro material en una habitación seca y ventilada, alejado de fuentes de calor (especialmente en el caso del cuero, que tiene tendencia a «acartonarse» en esas condiciones).

Siempre que sea posible, retirad los forros para acelerar el secado. Abrid al máximo los guantes y las botas a fin de optimizar la circulación de aire seco.

LOS LÍMITES DE LA EQUIPACIÓN IMPERMEABLE

Las membranas impermeables son transparentes y presentan numerosas ventajas. ¡Por desgracia, nada es perfecto en este mundo! Y el punto débil de estas membranas no es otro sino el desgaste. Con el paso de los kilómetros, determinadas zonas de vuestra equipación resultan especialmente solicitadas, hasta el punto de que la membrana puede perforarse. Por ejemplo, la entrepierna de los pantalones, sometida a una presión constante contra el depósito de vuestra moto, es la primera en presentar síntomas de desgaste.

Lo mismo sucede con la punta de los dedos en los guantes para moto. El material en cuestión seguirá siendo utilizable, pero, con el primer chaparrón, sentiréis la frescura y la humedad en la zona afectada, y la sensación se irá propagando por el resto del cuerpo kilómetro a kilómetro.