PRUEBA DEL CASCO ASTONE MINI JET S


¿Por qué no comprar un casco jet?

Tanto para la ciudad o como para ir a dar una vuelta, un casco jet como el Astone Mini Jet S ofrece unas características de uso verdaderamente agradables. Hemos decidido salir de ruta con este casco para poder contaros más.

El casco jet no tiene buena reputación entre los motoristas. Y con motivos: se debe reconocer que, por lo que atañe a la protección, un casco sin mentonera deja mucho que desear. Sin embargo, el encanto de este ligero modelo es innegable. ¡Qué placer sentir el viento en la cara, no tener obstáculos en el campo de visión, oír el rugido del motor que nos lleva al arrancar…!
Casi podemos experimentar esa edad de oro, la de los motoristas que antes de 1973 conducían con la cabeza descubierta, que arriesgaban sus vidas ¡Y sufrían una buena conjuntivitis de vez en cuando!

El placer de un casco jet: una actitud ante la vida

Cada vez que me quito este casco jet me doy cuenta de que este pequeño accesorio para motos de líneas modernas me ha devuelto el placer de conducir tranquilo.
¡Pero aún tiene más ventajas! Diseñado para los urbanitas que conducen distancias cortas, se encuentra entre los accesorios de moto de más éxito de la marca francesa, tiene un diseño que lo hace versátil gracias a su pantalla alargada.

En mi opinión, y después de haberlo probado a fondo, su mejor logro es esta pantalla protectora alargada. No estorba el campo de visión gracias a su forma, pero es sobre todo la ausencia del movimiento ascendente del aire hacia la cara lo que se gana nuestro aprecio cuando el viento es frío.
Sólo un hilo de aire circula por las sienes, pero no llega a resultar incómodo; puede que sea diferente si planeas conducir 500 kilómetros en enero, ¡pero esa no es la finalidad de este casco! Además, de alguna forma, eso es bueno porque, como suele ocurrir con los cascos jets, la ventilación resulta clave ¡Aunque un toque de aire fresco es siempre mejor que nada!

Agradable en la ciudad y también en la carretera

Añadamos a todo esto la correcta sujeción que rinde su espuma interior (sobre todo si se tiene la mandíbula un poco cuadrada) y un ruido en general controlado y que permite viajar cómodamente hasta a 110 km/h. Más allá generará turbulencias.
El Casco Astone Mini Jet S resulta agradable en muchos contextos: desde rutas por la ciudad a paseos por la autopista o por la periferia.
No he notado ningún problema en relación con el vaho, aun abriendo la pantalla como acto reflejo al parar en el semáforo. Tampoco hay filtraciones de agua cuando llueve.

¿Y el control de la luz?

Este modelo demostró ser eficaz en su papel de protección anti deslumbramiento, gracias a su visor solar retráctil, apreciable cuando el sol brilla. Le faltarían unos milímetros debajo de los ojos para mi gusto. ¡Es cuestión de acostumbrarse!

¡El acabado del Astone Mini Jet S da en el blanco!

Las opiniones de los clientes lo confirman: está muy bien por ser un casco jet que se vende por menos de 100€ (¡al menos, en Motoblouz!).

Personalmente me encanta la pintura mate metalizada, pero puedes encontrar este en muchos colores.

Peso7
Ergonomía8
Confort interior7.9
Ventilación7
Silencio7
Terminación9

Nuestra opinión : Un casco urbano con libertad de espíritu

Puedes confiar en él: con el asco Astone Mini Jet S encontrarás confort en el uso y calidad en la terminación hasta el último detalle. Idealmente diseñado para los que buscan un jet polivalent para ir al trabajo, incluso si debes cruzar toda la ciudad. Complemento ideal de tu casco integral. Vivirás la ruta de otra manera: una visera que te permite protegerte más del viento y disfrutar más del paisaje.
7.7

Comparte este artículo

gplus-profile-picture

Loïc

Loïc (bloggero #EnjoyTheRide Francia) Bloggero y testeador de productos Motoblouz. Soy el extraterrestre que espera impaciente la lluvia para poner a prueba la impermeabilidad de una chaqueta o un par de guantes. Fan incondicional de rutas sinuosas, la moto es para mí un medio de evasión y un medio de transporte.