Prueba: Casco LS2 FF399 Valiant


Cuando Justine, la encargada de proponernos los equipamientos que probamos, me preguntó si quería ocuparme del casco LS2 FF399 Valiant, no dudé ni un instante en aceptar. Los que me conocen un poco saben que no soy en absoluto aficionado a los cascos modulares. Sin embargo, me apetecía probar uno para ver por fin si mis reticencias estaban o no fundadas, y esta prueba de varios cientos de kilómetros me pareció una oportunidad perfecta.

Casco LS2 FF399 Valiant: Equipado como un conquistador

Ficha técnica

El casco LS2 FF399 Valiant ofrece una base técnica completa, conforme con las exigencias de su categoría. Podríamos citar su robusta y ligera calota de KPA (un compuesto de policarbonato y termoplásticos), disponible en dos tallas para adaptarse a todas las morfologías; su pantalla ahumada interna, que evita tener que pilotar con una sola mano, como Ari Vatanen en su ascensión de Pikes Peak; su pantalla principal con campo de visión extraancho, para no perder ningún detalle de la carretera; un Pinlock MaxVision de serie para afrontar con serenidad cualquier condición de pilotaje…

Para completar esta ficha técnica, la marca LS2 ha cuidado la aerodinámica de su casco. El objetivo era limitar las turbulencias desagradables incluso en modo Jet, cuando la mentonera pasa a estar detrás.

Las dos ventilaciones, en la parte superior del casco y en la mentonera, van acompañadas de dos extractores en la parte trasera. De este modo, podréis mantener vuestras ideas frescas y claras incluso conduciendo en configuración integral. Lástima que no ofrezcan ninguna posición intermedia entre abierto y cerrado.

Y unos bellos acabados

La mentonera pasa de la posición integral a la Jet, y viceversa, de la manera más fácil gracias a un botón único situado su parte central. Pulsad, levantad y tendréis vuestro Jet. Bajad, bloquead y tendréis vuestro integral. Sencillo y eficaz. De hecho, sea cual sea la posición en la que lo utilicéis, el casco LS2 FF399 Valiant siempre estará homologado. Sí, con ambas configuraciones.

En cuanto a los acabados exteriores, el casco LS2 FF399 Valiant no tiene nada que envidiarle a la competencia. Pintura de calidad, ligeros toques de cromo sabiamente repartidos, y un sistema de rotación de mentonera recubierto también por dos placas cromadas, que realzan más si cabe la preciosa apariencia del casco.

En lo referente a su peso, el casco LS2 se encuentra en la media de su categoría. La balanza de mi mujer, programada por los ingenieros del equipo SEB, indica un peso exacto de 1700 g en su talla M.

Valiant el valiente

Primera sensación: ¡Cómo pesa!

Claro, normalmente llevo un casco integral de carreras, que solo pesa 1300 g, y la diferencia se nota bastante. Pero comparemos lo que es comparable. Estos dos cascos no están diseñados para el mismo uso. Pese a ello, el casco LS2 FF399 Valiant no deja de resultar muy cómodo y bastante agradable de llevar. Y, lo más importante de todo, sigue estando bien equilibrado con la mentonera levantada.

Una vez inmovilizada en la parte trasera del casco, no perturba el centro de gravedad. Tampoco observé ninguna resistencia aerodinámica, que podría resultar molesta para el cuello al cabo de un cierto tiempo. Realmente es muy fácil de manejar, y se abre y se cierra de la manera más sencilla. Su movimiento acciona, al mismo tiempo, la apertura de la pantalla principal.

Una de las principales características de esta pantalla es su enorme campo de visión, tanto en altura como en anchura. Además, permite disfrutar de una nitidez excelente. El visor solar, por su parte, también es muy fácil de manipular gracias a su mando situado en la base del lado izquierdo. Sin embargo, pese a su excelente ubicación, es posible que dé problemas a los usuarios de intercomunicadores Bluetooth, que se verán obligados a colocar su módulo en el lado derecho del casco. Algo que no siempre resulta práctico.

Como sucede con el resto de los mandos, las ventilaciones son fáciles de utilizar incluso con guantes de invierno. También son lo suficientemente eficaces como para no tener problemas de vaho. No pude probar realmente su eficacia en materia de refrigeración por los motivos climáticos que ya conocéis… ¡Vamos, que no hacía falta la ayuda de ningún casco para pasar frío!

Su estilo no termina de convencerme. Es cierto que la versión Jet está bastante lograda. Transmite una imagen dinámica y agresiva, y sus buenos acabados la valorizan bien. En cambio, es la forma tan oval de la versión integral la que me deja frío. Por supuesto, no deja de ser una opinión muy personal. Y, sobre todo, eso no quita para que siga siendo un buen casco.

Segunda sensación: Comodidad y sujeción

Me sorprendió mucho la calidad y, sobre todo, la agradable sensación al tacto del revestimiento interior. Las espumas son gruesas y ofrecen una sujeción perfecta. El hecho de que sean tan prominentes a la altura de las mejillas aumenta la sensación de comodidad y seguridad. También permiten mantener la misma comodidad con el casco cerrado, ya que la mentonera reajusta ligeramente los costados.

Su resistente y ligera anilla micrométrica de titanio garantiza un buen ajuste del cierre. Es fácil de usar y de abrir, gracias a su pequeña lengüeta. Otro detalle es que las dos correas del cierre están forradas con un revestimiento suave y muy grueso que, al igual que el resto del casco, da una impresión de calidad. La verdad es que, una vez puesto, el casco LS2 FF399 Valiant proporciona una comodidad sorprendente.

¡A la carga!

Al conducir, el buen equilibrio del casco hace olvidar su peso. En modo Jet, incluso se tiene una sensación de ligereza. En esta posición y con la pantalla bajada, se puede conducir hasta los 80-90 km/h sin la típica corriente de aire que hace llorar los ojos. Por encima de esa velocidad, es más prudente, pero también más cómodo, pasar a la posición integral.

En este modo, lo que encontraréis se asemeja un casco integral «casi» convencional. Está correctamente insonorizado y no oiréis ningún silbido con las ventilaciones abiertas o cerradas. Pero digo «casi» porque, incluso con la mentonera cerrada, seguiréis disfrutando de un campo de visión con una anchura que no ofrecen los cascos integrales convencionales.

Conduciendo, los beneficios de su diseño y de la ubicación de la mentonera en modo Jet se confirman. No sufriréis movimientos de cabeza incontrolables ni sobreesfuerzos particulares de las cervicales. La resistencia al viento no es mayor que con un casco convencional.

Como decía más arriba, los mandos del casco LS2 FF399 Valiant son bastante fáciles de usar. Un pequeño inconveniente (o al menos a mí me lo parece) es que la pantalla principal se abre y se cierra únicamente mediante una pestaña ubicada en la parte central superior. No es un sistema lo que se dice muy práctico, aunque tal vez todo sea cuestión de acostumbrarse.

Reconozco que enseguida se aprecian los aspectos positivos de conducir con un casco modular. En función del tiempo, la temperatura o la velocidad, basta con un simple movimiento para pasar del casco jet al integral. En este sentido, el casco LS2 FF399 Valiant cumple perfectamente su misión.

Estética3.25
Comodidad4.25
Seguridad3.4
Manipulación de la mentonera5
Insonorización3
Calidad y acabados4.25

Mi opinión: Un casco no solo para valientes

Aunque mi opinión sobre los cascos modulares no ha cambiado sustancialmente, el LS2 FF399 Valiant ofrece ventajas innegables y tiene argumentos de sobra para codearse con sus rivales. Acabados atrevidos e irreprochables, comodidad digna de confianza, tejidos interiores de lo más hermosos... ¡Este casco va muy en serio! En materia de seguridad, también da la talla. Su doble certificación «Jet» e «Integral», su calota de KPA, su anilla micrométrica de titanio y sus espumas gruesas y perfectamente ajustadas protegerán a la perfección vuestra cabeza. Si andáis buscando un modular simple, eficaz y sólido, el casco Valiant no os decepcionará. Merece todos los elogios, pero aún le queda algún que otro defecto por corregir para acceder al podio de su categoría.
3.85
Tags cascoLS2

Comparte este artículo

facebook-profile-picture

Emeric74

Joven profesor de autoescuela y futuro instructor de motociclismo, conduzco desde hace unos veinte años. Soy un apasionado de la moto y siempre le he dado mucha improtancia al equipamiento, a su utilidad, su lado práctico, su eficacia en términos de protección, su tecnicidad y la calidad de fabricación. A día de hoy me considero muy afortunado al formar parte de los redactores de #EnjoyTheRide y poder comaprtir mi opinión sobre los productos que probaré. ¡Buen viaje! #RideSafe #MotoGpAddict