Prueba: Casco SUOMY Halo Plain Matt


La marca italiana me ha confiado su casco Suomy Halo para que realice una prueba larga, consistente en más de 1000 km diarios, entre trayectos para ir al trabajo y paseos rurales de fin de semana. Tras varios meses utilizándolo, os doy mi opinión sobre este casco integral… ¡con un precio asequible! Seguid leyendo para descubrir todas mis impresiones, entre trayectos cotidianos y rutas domingueras.

Primeras impresiones nada más abrir la caja

Lo saco rápidamente de su caja para enfrentarme al frescor matinal y me llevo la agradable sorpresa de que el casco Halo se entrega con una funda de protección. También encontramos adhesivos reflectantes y un Pinlock sin instalar.

Tened cuidado de retirar correctamente la película de protección del Pinlock antes de instalarlo

Desde el primer contacto, el Suomy da una impresión de robustez. La pantalla antirrayado no presenta signos de debilidad gracias a un diseño sencillo y que lleva demostrando su eficacia desde hace ya varios años. No obstante la calota de policarbonato del casco le da un peso de 1550 g, con una variación de +/- 50 g, lo cual puede llegar a resultar excesivo para un uso frecuente en trayectos largos.

Conviene, eso sí, señalar que esta desventaja es también uno de sus puntos fuertes. En efecto, son muchos los cascos de su categoría que llegan a alcanzar los 1700 g. Además, reúne todas las funciones que cabe esperar hoy en día de un casco integral: visor solar, interior lavable, Pinlock, cierre de anilla micrométrica…

Para esta prueba, elegí la decoración Negro Mate, que le confiere un estilo más depurado. Le gustará a todos los que busquen un look de tipo «Mad Max» sin dejar de ser clásicos. Pero también existe en otras muchas decoraciones y colores…

En materia de homologación, no le falta de nada

El casco Suomy Halo recibió la certificación ECE 22-05 en Italia, como lo atestigua el código E3. La letra P nos indica que ofrece la protección mínima para la mandíbula. Toda una garantía de seguridad.

Primeros kilómetros

Los primeros kilómetros con el casco puesto confirman mis impresiones iniciales: el Suomy es muy cómodo de llevar, y el Pinlock se agradece mucho a primera hora de la mañana.

También hay que destacar la presencia de una barbillera modular, que limitará la entrada de aire en el casco. El nivel de ruido es alto para tratarse de un integral… aunque tampoco es excesivo. Por último, el visor solar se articula de manera sencilla, y el pestillo es bastante fácil de encontrar (incluso con guantes).

Suomy Halo: ¡La prueba continúa!

¡Ha regresado el buen tiempo! Es la ocasión de probar el casco Suomy Halo en trayectos más largos para compartir con vosotros mis impresiones.

La comodidad del casco resulta bastante agradable pese al considerable grosor de las espumas a la altura de las sienes. Para esta prueba, elegí la talla L, como de costumbre (mi contorno de cabeza es de 59 cm).

En cuanto al nivel de ruido… no vamos a negar que, con un uso prolongado, se hace aún más evidente. Sobre todo teniendo en cuenta que su resistencia al viento es considerable.

¡Pero este inconveniente no afecta en absoluto al placer que se siente conduciendo con él! En particular, el hecho de haber previsto dos tallas de calota distintas le confiere una comodidad adicional. También es una garantía de seguridad, ya que os asegurará un ajuste perfecto a vuestra morfología.

¡La ventilación es impresionante!

Fue diseñado y probado en un túnel de viento, con el objetivo principal de ofrecer una ventilación interna lo más eficaz posible, lo cual logra con creces. La pantalla del casco Suomy Halo dispone de una ventilación adicional para la eliminación rápida del vaho, en el caso de que el Pinlock no resulte suficiente. Eso sí, deberéis practicar para accionar correctamente esta ventilación… porque el mecanismo se encuentra en el interior de la mentonera.

Al cabo de unas semanas, el sol terminó por quedarse. Siempre se agradece poder desmontar por completo el interior del casco para darle un lavado, a máquina o con la ayuda de un producto de limpieza para cascos.

Prueba con intercomunicador de moto

Durante esta prueba, tuve la ocasión de instalar un intercomunicador adaptable de la misma familia que los Scala Rider. La instalación, mediante una placa colocada entre la calota exterior y la calota interior, no supuso ningún problema y todo funcionó correctamente.

¡Intercom ready!

Esta opción os permitirá hablar con vuestro copiloto o con vuestro jefe por teléfono a velocidades de hasta 100 km/h. Si vais más rápido, no os quedará más remedio que bajar vuestras revoluciones para poder oír bien… ¡Aunque siempre podéis poner la excusa del túnel!

Aquí termina mi experiencia con el casco Suomy Halo. ¡Espero haberos aportado información útil para que podáis crearos vuestra propia opinión!

Peso5
Ergonomía6
Comodidad interior8.2
Ventilación5.7
Silencio7.3
Acabados5

Mi opinión: El aliado perfecto para conductores noveles

El casco Suomy Halo Plain es un buen término medio entre prestaciones, estilo y presupuesto. Ideal para un uso diario en ciudad con scooter o maxi-scooter, así como para paseos dominicales y ocasionales en moto. También será un aliado perfecto para los conductores noveles.
6.6

Comparte este artículo

gplus-profile-picture

Pierre

Pierre (bloggero #EnjoyTheRide Francia): BMWisto emérito, vivo la carretera cada día y de vacaciones, no importa el clima. Siempre en mi 1200GS Adventure. Prefiero el equipamiento bien pensado y eficaz en todas las circunstancias.