PRUEBA PILOTO: VAQUEROS PARA MOTO BOLID’STER RIDE’STER


Recién llegados a la categoría de los vaqueros para la moto de gama alta, los Bolid’Ster Ride’Ster sorprenden por su comodidad y su aspecto. Estos pantalones aprovechan la tecnología Armalith para crear una prenda que resulta a la vez cómoda de llevar y muy resistente. Descubrid lo que hace a los Ride’Ster tan particulares.

El Armalith, más ligero y resistente que el kevlar

Aunque los Ride’Ster se parecen mucho a unos vaqueros denim clásicos, nada más lejos de la realidad cuando nos fijamos en su composición técnica. Estos vaqueros se componen principalmente de ARMALITH®, lo cual hace de ellos un auténtico producto de gama alta. Este material es una mezcla de algodón y de fibra UHMWPE (un polietileno de alta densidad) reservado hasta ahora para aplicaciones espaciales o militares (¡casi nada!). Este tejido compuesto de nueva generación es a la vez ultra resistente, flexible y ligero. Otorga así a estos vaqueros las mismas cualidades mecánicas del cuero, e incluso más, ya que son 7 veces más resistentes que unos vaqueros clásicos.

Bolid’Ster promete una protección de las piernas contra la abrasión en caso de deslizamiento sobre asfalto hasta 24 metros de distancia. Cualquiera que ya se haya caído con la moto con unos vaqueros sabe que bastan uno o dos metros, incluso a 50 km/h, para romperlos y atacar inevitablemente a la piel…
Seamos sinceros, no he llegado al punto de tirar mi moto a la carretera para probar el resultado. Pero está claro que, sabiendo esto, me he sentido igual de protegido que con unos pantalones de cuero.

En cuanto a las protecciones, los vaqueros Bolid’ster Ride’ster cuentan con gomaespuma en las caderas y en las rodillas, esta última ajustable. Un sistema de velcros os permite colocar las protecciones de las rodillas (Hilon B29, homologación CE) más altas o más bajas para que se adapten perfectamente a vuestra morfología. También cuentan con un elástico desmontable que se pone en la planta de los pies para evitar que los vaqueros se muevan en caso de caída.
Las costuras internas están protegidas con el mismo material utilizado en los airbags, lo que impide que se desprendan. La entrepierna cuenta con un forro especial para protegerse de eventuales quemaduras.

Pierre-Henry Servajean, creador de esta marca francesa, nos presenta sus ventajas en cuestión de seguridad.

Vaqueros de moto: La comodidad está presente

Con todo esto, podríamos pensar que estos vaqueros resultan muy pesados de llevar. Para nada, ya que con su 1,3 kg (incluyendo las protecciones), pesan lo mismo que unos vaqueros tradicionales gruesos. De hecho, resultan notablemente flexibles comparados con los Alpinestar Crank que son bastante más rígidos. El tejido, compuesto de 10% de lycra, es ligeramente elástico, lo cual es perfecto para adaptarse a vuestra posición de conducción.

Las gomaespumas van envueltas en un material técnico anti-transpirante y suave, lo cual es de agradecer cuando se conduce con 30ºC. Nos olvidamos totalmente de ellas en cuanto nos bajamos de la moto, lo cual es perfecto si pensáis llevar los pantalones durante todo el día, incluso para un paseo a pie.

Se hace patente pues el aspecto transpirable de los vaqueros, cosa de agradecer cuando la temperatura empieza a subir. He podido notar esta cualidad sobre todo al circular por ciudad en pleno mes de julio.

Por todo esto nos olvidamos totalmente de ellos cuando circulamos, conservando así todo el placer de la conducción. Incluso después de muchos kilómetros, no se siente molestia alguna. ¡Además de la protección, la comodidad de estos pantalones es total!

Análisis de los vaqueros Bolid’ster Ride’ster en cuanto a estilo y practicidad

Llevar unos vaqueros para ir en la moto es una cuestión de comodidad en la mayoría de las estaciones, pero es también una ventaja para la vida diaria, sobre todo para los moteros urbanos. Esto nos evita el tener que llevar una muda completa en una mochila para cambiarnos al llegar a nuestro destino.

Los Bolid’ster Ride’ster cuentan con dos bolsillos delanteros y dos traseros. Un quinto bolsillo en la parte delantera, con cierre de presión, permite llevar con seguridad una tarjeta de crédito. Gracias a su posición bastante alta en los pantalones, también podéis llevar un teléfono (tipo Samsung Galaxy S2).

La única pega, los vaqueros no disponen de ningún compartimento estanco o con cierre de cremallera. Por lo que ni vosotros ni vuestro teléfono o papeles podéis esperar estar protegidos en caso de lluvia.

Los Ride’ster tienen un buen corte y un aspecto moderno, polivalente. « Caen » bien, y los bajos son lo bastante anchos para llevar calzado alto. Las protecciones de las rodillas se notan bastante, ya que separan los vaqueros a lo ancho a causa de la rigidez de la gomaespuma, pero es un detalle.

En cuanto a la talla, estos vaqueros usan el mismo tallaje que las grandes marcas de vaqueros, Yo mido 1m75 y peso 75 kg, y en las fotos llevo una talla 42 (US: 32). Normalmente uso la 40-42, ninguna mala sorpresa pues. Así que podéis pedir vuestra talla con tranquilidad.

En conclusión, los Bolid’Ster Ride’Ster están pensados para vuestros trayectos desde la primavera hasta el otoño, en distancias cortas o medias. Se echa en falta un tratamiento anti-lluvia para contrarrestar una meteorología caprichosa.

CORTE9.5
PROTECCIÓN10
DISCRECIÓN8
COMODIDAD9
DISEÑO (AJUSTES, BOLSILLOS)8
CUIDADO9.5

Mi opinión: ¡unos vaqueros excepcionales a un precio excepcional!

Estos vaqueros de gama alta reúnen todas las cualidades que cabe esperar de este tipo de prenda: comodidad, practicidad, discreción y protección. Su tecnología ARMALITH® protegerá con eficacia vuestras piernas en caso de deslizamiento hasta 24 metros. Pronto se convertirán en vuestros aliados para todos vuestros desplazamientos manteniendo un look informal. Obviamente, hay que pagarlos, ¡pero sustituirán con facilidad la compra de unos pantalones de cuero igual de caros, con el añadido de la comodidad!
9

Comparte este artículo

meuhsli

Meuhsli (bloggero #EnjoyTheRide Francia): creador en 2013 del blog La poignée dans l'angle, monté sobre mi primera moto hace más de 10 años. Pasé de una 50cm³ a un otra de gran cubitaje. Hoy voy en una S1000R tanto para el día a día como para los paseos del domingo, solo o de a dos. Enjoy the Ride!