Ruta en Moto Madrid – Monasterio del Escorial. Prueba Casco Bell Bullit


Qué ganas tenía de recorrer Madrid en moto. Aunque fuese una ruta exprés, ¡súper dominguera! Fui a Madrid por temas laborales y aproveché para quedarme unos días más. Alberto vino el fin de semana, pero en moto desde Barcelona. Teníamos muchas ganas de salir a rutear y disfrutar del solecito que hacía el domingo, pero no quería ir de paquete. Así que hablamos con el equipazo de Ducati y nos dejaron una SuperSport S para el fin de semana. ¡Menuda locura de moto! 113CV de potencia y una estética de lo más deportiva.

Ruta Madrid – Monasterio de El Escorial en moto

Aunque ya tenga el carnet del moto A, todavía no estoy súper segura de coger según qué motos. Las tipo R tendrán que esperar un poquito más. Ese domingo, cogí la Ducati Scrambler de Alberto y nos fuimos a El Escorial, una ruta bastante típica en Madrid. El Monasterio de El Escorial es uno de los puntos turísticos más bonitos de Madrid. Recuerdo que hace unos años lo visité y me quedé maravillada. Se compone de un palacio real, una basílica, un panteón, una biblioteca, un colegio y un monasterio. Fue construido entre 1563 y 1584. Era la residencia de la Familia Real Española, ¡no vivían nada mal! Actualmente se puede visitar y mi recomendación es hacerlo con una audioguía y con todo un día reservado para hacerlo con calma y tranquilidad.

Nosotros no disponíamos de tanto tiempo. Ese domingo, Alberto tenía que volver a Barcelona y le esperaban unos 600kms de camino. Por lo tanto, aprovechamos para salir a tomar el aire y rutear por los alrededores de Madrid. La carretera que cogimos fue la M-505, bastante aburrida y sin muchas curvas. Pero fue suficiente para poder disfrutar de la SuperSport S y del equipamiento que estaba probando de Motoblouz. El otoño en Madrid es precioso y pudimos observar las hojas cayendo de los árboles y ese color ocre de la zona. ¡Muy recomendado! El frío todavía no está tan presente, aunque en Madrid, ya se sabe: cuando hacer frío hace mucho frío y cuando hace calor, hace MUCHA calor. La mañana fue perfecta y pude testar el Casco Retro Bell Bullitt y la chaqueta DXR Vega de Motoblouz. ¡Aquí tenéis mi opinión!

Review Casco Bell Bullitt

¡Cómo me encanta este casco! Es ta(aaaa)n bonito. Su estética retro es preciosa, algo que no se ve mucho en el mercado actual. Por fuera tiene un color blanco roto con unas líneas azules y rojas, y por dentro, un color marrón. Está ligeramente acolchado y el cierre es manual, de los más resistentes que existen. La visera es bombeada, estilo ‘astronauta’, algo que llama mucho la atención. El casco Bell Bullitt aporta el toque distintivo café racer y queda alucinante encima de la moto. Pero hay cosas que me han gustado mucho y cosas que no me han gustado nada.

Casco Bell Bullit: Cosas a favor

La estética es, sin duda, su mayor punto a favor. Un casco tan bonito merece estar en tu estantería. Aunque creo que no lo utilizaría como casco principal, sino para momentos puntuales (ciudad, salidas en moto, etc). Es muy ligero y no pesa nada, lo que resulta un gran alivio para las cervicales. Además, el cierre imantado de la visera es adictivo y no paras de cerrar y abrir el casco. Otro aspecto que me gusta es el cierre manual, muy resistente y a prueba de caídas, cosa que me aporta seguridad.

Casco Bell Bullit: Cosas en contra

Sin duda, el aire que entra en el casco. Es un casco para meses primaverales y calurosos ya que ventila muchísimo y entra mucho aire. Al probarlo en invierno, me ha resultado un tanto incómodo. La cara la tenía congelada, pero vamos, nada que no se solucione con un buen tubular. Otra de las cositas en contra es la talla. Me ha costado mucho encontrar una talla acorde a mi cabeza. Quizás es que tengo una forma un tanto extraña, pero la talla S me venía muy pequeña y la M (actual) me viene ligeramente grande. Y finalmente, creo que le falta un poco de colcha en su interior, pero nada grave. Debemos tener en cuenta que llevamos un casco de estética retro y que las comodidades son limitadas.

Casco Bell Bullit Puntuación: 7/10

Review Chaqueta DXR Vega

Las chaquetas DXR me encantan, de verdad. Estoy convenciendo a todo mi entorno para que se compren una. Creo que es de lo mejor que hay actualmente en el mercado en cuanto a relación calidad / precio. Unas chaquetas económicas y muy estéticas, ideales para verano o invierno. En este caso, la chaqueta DXR Vega ofrece muchas ventajas para todas las estaciones del año, haciendo que sea uno de los mejores productos que he probado de Motoblouz.

 

Chaqueta DXR Vega: Cosas a favor

El forro térmico es algo que no se encuentra habitualmente en las chaquetas de cuero y que lo hace imprescindible, sobre todo en meses de frío. Es una chaqueta que abriga muchísimo y difícilmente entra el frío. Otro punto a favor son los bolsillos. Consta de dos bolsillos internos (para el móvil y para los papeles) y de 4 externos (dos a los laterales, dos frontales y uno en la manga). No es una chaqueta incómoda y en la conducción se adapta perfectamente. La estética me recuerda un poco a las chaquetas de los moteros de los años 50s y, ya sabéis que tengo debilidad por todo lo retro. El cuello se puede dejar abierto, ideal para el verano, o cerrado, dejando un cuello alto que protege del frío. Esto es un gran punto a su favor, sin duda. Es muy versátil y una candidata perfecta para los moteros estilo café racer o custom.

Chaqueta DXR Vega: Cosas en contra

Por poner algún argumento en contra, sería la falta de reflectores (algo típico en las chaquetas de cuero), que hace que por la noche se pierda visibilidad. Y añadiría la forma que en determinados momentos me hace un poquito de bolsa en la espalda, pero nada grave.

Chaqueta DXR Vega Puntuación: 9/10

¡Y hasta aquí la ruta por Madrid! Me encantaría que dejarais un comentario recomendando alguna carretera por la zona, para poder recorrerla a la próxima. ¿Os ha gustado el vídeo y la review de los productos?
¡Gaaaas!

Comparte este artículo

gplus-profile-picture

Noemí Casquet

¡Aloha! Soy Noemí Casquet y tengo 25 años. Soy periodista especializada en viajes, motociclismo y sexualidad. Escribo sobre mis tres grandes pasiones en la vida: los viajes, las motos y el sexo. Todo esto se mezcla en un formato de televisión que estamos preproduciendo llamado Sex Riders. Durante más de 6 años he escrito para varios medios de comunicación, entre ellos Primera Línea y Código Nuevo. Actualmente colaboro con El País, La Vanguardia o la revista Viajar. Además, me dedico al personal branding y gestiono la comunicación corporativa de marcas e influencers, creando estrategias de comunicación y marketing. ¿No es maravilloso? Las motos llegaron a mi vida por causalidad, como todo. Y cuando descubrí el mundo sobre dos ruedas, me enamoró. Siempre he ido de paquete hasta que me saqué el carnet de conducir y pude experimentar la sensación de pilotar una moto. Fue alucinante. Actualmente, estoy aprendiendo poco a poco con mi Scrambler Ducati, intentando no ser tan patosa. Me encanta el diseño gráfico, la ilustración, editar vídeos y crear nuevos formatos para Youtube y para televisión. Soy un culo inquieto perfeccionista, autoexigente y muy feliz, ya que he hecho de mi pasión, mi trabajo.