PREPARACIÓN HONDA 600 HORNET JIGSAW CUSTOMS MOTORCYCLES


¿Cómo transformar una Honda CB600F Hornet en una Cafe Racer atractiva con el mayor número de piezas recicladas? Un reto del taller griego Jigsaw Custom Motorcycles. ¡Y el resultado es simplemente impresionante!

Para utilizar la Honda CB600F Hornet como base para un proyecto de café racer, había que ser muy atrevido. Jigsaw Custom Motorcycles, el preparador original del proyecto va aún más lejos limitando al máximo las modificaciones y añadiendo el máximo de piezas recicladas – por motivos económicos, ya os imagináis. De este modo, la mayoría de las piezas provienen de una Honda roadster, como el conjunto de la horquilla, al cual sencillamente se le han incorporado unos fuelles.

Sin embargo son indispensables algunas piezas adaptables nuevas para reforzar la línea. Unos semimanillares, acompañados de un contador a la antigua y de una óptica de faro apuntalada con lente amarilla garantizan un estilo más retro-deportivo. Los reposapiés ajustables en lugar de las imponentes platinas de la Hornet aligeran la parte trasera. El depósito es de una Honda CB 750 K de finales de los años setenta, con una pintura inspirada en la original. Está ligeramente modificado para adaptarse al cuadro «espina dorsal» de tubos de sección cuadrada de la Honda 600 Hornet de primera generación.

Honda 600 Hornet Jigsaw Customs Motorcycles, una café racer con piezas de trail

Los más avispados tal vez hayan adivinado, al ver el diámetro de la rueda delantera, que las ruedas de radios provienen de una trail grande, una Aprilia ETV 1000 Caponord para ser exactos. Equipadas con un par de neumáticos Michelin Pilot Road 4 y pintadas de negro (como todas las piezas de la parte de ciclo), se integran de maravilla en la nueva máquina. ¡Hace falta tener algo de olfato para adivinar que la combinación funcionará tan bien!

El motor no ha experimentado modificaciones importantes. Ciertamente, la caja del filtro de aire deja su lugar a unos filtros cónicos minimalistas más elegantes y sonoros, y el escape original ha sido sustituido por un silencioso megáfono cromado – simple, pero eficaz. ¡De este modo, el motor conserva su carácter y su fiabilidad!

El cambio más importante (y que necesita de más pericia) incumbe a la parte trasera de la Honda 600 Hornet, que ha sido totalmente revisada por el taller griego. Adiós al sencillo tubo que sostenía el sillín y los plásticos. Jigsaw Custom ha montado en su lugar un aro trasero casero muy corto, sobre el cual se fija el nuevo sillín con respaldo, que «esconde » el piloto.

Gracias a Petros Chatzirodelis, de Jigsaw Customs Motorcycles, así como a Mike Lazaridis de CafeRacerCult.gr por las fotos (veréis más si visitáis su página) y a Anthony.

Comparte este artículo

gplus-profile-picture

Loïc

Loïc (bloggero #EnjoyTheRide Francia) Bloggero y testeador de productos Motoblouz. Soy el extraterrestre que espera impaciente la lluvia para poner a prueba la impermeabilidad de una chaqueta o un par de guantes. Fan incondicional de rutas sinuosas, la moto es para mí un medio de evasión y un medio de transporte.