Cómo secar correctamente vuestra equipación de moto después de la lluvia


¿Cómo secar correctamente vuestra equipación de moto después de la lluvia?

Llegar a casa empapado después de un diluvio monzónico… ¡es algo que puede sucederle a cualquiera! Aquí tenéis algunos consejos para secar correctamente vuestra equipación de moto. Cuanto antes se seque todo, antes podréis volver a la carretera. Además, limitaréis el deterioro de los materiales y la proliferación de malos olores. Y a partir de ahora, ya sabéis: ¡A secar como es debido!

1 – Dejar escurrir el agua

Cuando lleguéis a vuestro destino, empezad por colgar todo de manera que gotee por sí solo (utilizad perchas, pinzas de ropa para los guantes, etc.). ¡Y no olvidéis poner algún trapo debajo, porque seguramente caiga bastante agua! También cabe la posibilidad de colgar todo encima de una bañera o en una cabina de ducha para recoger todo el agua.

2 – Tanto aire como sea posible

Cuando hayáis escurrido la mayor parte (preved como mínimo una hora), es hora de aplicar nuestros consejos para guardar vuestra equipación de moto: ordenad todo en un lugar bien ventilado de la habitación, a temperatura ambiente. Evitad los radiadores de aire y los secadores, a no ser que tengáis realmente mucha prisa. Con el cuero en particular, conviene no aplicar calor cuando está mojado: es posible que necesite un tratamiento adicional.

3 – Dejar secar la equipación de moto al aire libre

Una buena opción para secar vuestra equipación de moto, siempre que no haga mucho frío, es colgar todo fuera, al abrigo de la lluvia y de los amigos de lo ajeno. Lógicamente, cuanto más aire corra, más rápido será el secado. ¡Cuidado con el rocío de la mañana, ya que puede echar por tierra todos vuestros esfuerzos!

Zip de ventilation cuisse

Abrir las cremalleras de ventilación acelerará el secado de vuestra equipación

4 – Abrir al máximo las escotillas

Para acelerar el secado, abrid todo lo que se pueda abrir: bolsillos, cremalleras de ventilación, lengüetas de cierre, etc. Por esta misma razón, si vuestra cazadora está calada por dentro (¿habéis pensado en compraros una cazadora impermeable?), también podéis retirar todos sus forros y colgarlos aparte.

5 – Agrandar las aberturas

Podéis aumentar la apertura de las mangas, el torso o la entrada de los guantes con lo que tengáis más a mano para facilitar la circulación del aire. ¡Aire! ¡Nunca me cansaré de decíroslo! Por ejemplo, unas perchas metidas en las mangas pueden resultar la mar de útiles. ¡Eso sí, no forcéis! Tampoco se trata de deformar los volúmenes que contribuyen al encanto de vuestra inestimable equipación de moto…

Espero que estos consejos de sentido común os ayuden a secar vuestra equipación más rápidamente. Si tenéis algún truco para compartir con los demás lectores, o alguna práctica que haya demostrado su eficacia, ¡no dudéis en compartirlos! ¡Para eso están los comentarios!

Foto James Zwadlo

Comparte este artículo

Ningún comentario

Añade el tuyo