Prueba de Zapatillas de Moto Gaerne Voyager Goretex


Unas horas antes de salir hacia Italia para un viaje en moto, me di cuenta de que necesitaba unas zapatillas para moto polivalentes. Pensé que no quedaba demasiado bien llevar mis botas de cuero semi enduro para circular a 35 grados por las calles de Venecia.
El principal problema al que me enfrenté fue el de encontrar un calzado lo suficientemente versátil como para poder conducir la moto bajo cualquier condición atmosférica, hacer caminatas o utilizarlas en el interior de la tienda de campaña. Las zapatillas para moto Gaerne Voyager Gore-Tex me parecieron el producto más adecuado para cumplir con mis expectativas y adaptarse a mis necesidades.
Después de haber recorrido 4.400 km y ya de vuelta a casa, voy a contaros mi experiencia con las zapatillas Gaerne Voyager para moto.

Zapatillas para moto perfectas para caminar

Por una vez y sin que sirva de precedente, voy a comenzar la prueba por algo que no afecta a la seguridad del piloto. Me estoy refiriendo a caminar. Es cierto que he conducido mucho, pero también tengo que decir que durante esta prueba he caminado un montón con mis zapatillas de moto Gaerne Voyager. El confort es un aspecto muy valorado por todos aquellos que van al trabajo andando con estos zapatos.
Bueno, pues el resultado es excelente. No tuve ni una sola molestia durante las dos semanas que duró el viaje. Incluso, si las utilizas para caminar de forma intensiva, durante 8 o 9 horas al sol, no tendrás ningún problema. Puedes usarlas con total confianza.
Por supuesto, siempre que elijas correctamente tu número de zapatilla. Normalmente, suelo adquirir el número 43 de la marca Forma o Rev-it y al adquirir las Gaerne de esta misma medida, no me llevé ninguna sorpresa desagradable, ya que me quedaban perfectas. Tampoco me hicieron rozaduras, ni en el tobillo ni en los dedos.

Zapatillas de moto Gaerne Voyager para circular con total seguridad

En cuanto a la protección, las zapatillas incorporan una etiqueta adornada con el logo de motero que acredita que las Gaerne Voyager tienen el certificado EPI. Incorporan todos los refuerzos necesarios para evitar las lesiones más habituales en los pies en caso de caída (anti aplastamiento lateral, torcedura de la parte delantera del pie, etc.) así como protecciones para los maléolos. Y todo esto manteniendo su estilo.
El refuerzo selector, considerado como un elemento importante en los test de calzado para motos, desempeña en esta ocasión, un papel meramente estético.

Unas zapatillas de moto discretas pero visibles

Me ha gustado descubrir que la cremallera lleva material reflectante incorporado, tal y como se puede apreciar en las fotos. En ocasiones, considero que el reflectante es una tecnología poco acertada, pero este no es el caso. Gaerne ha logrado con el modelo Voyager integrar este elemento de visibilidad sin que desentone con el diseño ni con el material utilizado. Y francamente, se gana mucho en visibilidad. ¡Así que es muy buena idea!
Tenemos que decir también que la cremallera, muy práctica, evita tener que estar atándote los cordones continuamente; solo lo tendrás que hacer la primera vez y después bastará con utilizar la cremallera para ponerte o quitarte los zapatos Voyager.
Las zapatillas para moto Gaerne Voyager son absolutamente discretas, algo que a mí personalmente me encanta. Si buscas algo más llamativo, puedes encontrar otro modelo de Gaerne que ofrece otro colorido, sin membrana Gore-Tex. Nos referimos a las G Voyager Black-White.
Hay que señalar igualmente que la versión de color gris de estas zapatillas tiene además cordones verdes.

La suela: Un agarre prácticamente completo

La suela de estas zapatillas para moto resulta muy cómoda y no demasiado rígida cuando te las pones por primera vez. En términos de adherencia, no encontramos problemas ni en asfalto limpio ni sucio (porquería o hidrocarburos).
Finalmente, la única vez que no me gustó la suela fue en una calzada un poco particular, gris y demasiado lisa, en un momento del día en que hacía mucho calor. Es el único defecto que he observado en este modelo. ¡Pero entre nosotros, poner el pie en el suelo es hacer trampa!

Versatilidad en los trayectos

A decir verdad, antes de salir de viaje, estuve dudando entre dos modelos de marcas diferentes. En el último momento, me decidí finalmente por las zapatillas para moto Gaerne Voyager. El Gore-Tex me pareció un elemento decisivo. A partir del segundo día de mi aventura, agradecí esta elección, sobre todo teniendo en cuenta que atravesé Suiza de norte a sur bajo una fuerte tormenta. Mis pies permanecieron secos en todo momento.
Sin embargo, quiero señalar que la temperatura a la que se desarrolló la prueba no bajó nunca de 14°C, por lo que desconozco cómo se comporta este calzado durante el invierno.
Para concluir, deciros que, a día de hoy mientras redacto estas líneas, estoy satisfecho con mi compra y prueba de mi honestidad es que las llevo puestas en este momento.
Desde mi punto de vista, estas zapatillas de moto pueden ser utilizadas tanto para circular en moto como en scooter por ciudad. Podrás incluso llevarlas puestas durante todo el día, ahorrándote el engorro de llevar a cuestas un par de zapatos de recambio.
Espero impaciente que llegue la tarde para echarme a la carretera.

Confort9.5
Impermeabilidad10
Ventilación9
Protección7
Discreción8.7
Terminación9.2

Mi opinión: Para la ruta...y para andard!

Cómodas, protegen y son impermeables gracias a su membrana Gore-Tex. Las zapatillas Gaerne Voyager me cuidaron durante mi viaje por Italia. No tengo nada que reprochables, valen su precio.
8.9

Comparte este artículo

gplus-profile-picture

Pierre

Pierre (bloggero #EnjoyTheRide Francia): BMWisto emérito, vivo la carretera cada día y de vacaciones, no importa el clima. Siempre en mi 1200GS Adventure. Prefiero el equipamiento bien pensado y eficaz en todas las circunstancias.